Salud Mental
Agosto 2 de 2018

Tasa de Violencia Sexual - Georeferenciado

Indicador - Gráfica

La Tasa de Violencia Sexual es el número de exámenes médico legales por presunto delito sexual reportados sobre el númeto total de la población por cada 100.000 habitantes, para un año dado, en un determinado país, territorio o área geográfica.

Tabla

AñoTasa de Violencia Sexual
199830.09
199931.42
200031.56
200132.71
200234.89
200334.02
200442.28
200543.07
200645.14
200746.06
200847.70
200947.33
201044.26
201149.08
201247.18
201344.01
201444.30
201545.96
201643.90
201748.28
201852.30

Ficha Técnica

 

Tasa de Violencia Sexual

Definición La Tasa de Violencia Sexual es el número de exámenes médico legales por presunto delito sexual reportados sobre el número total de la población por cada 100.000 habitantes, para un año dado, en un determinado país, territorio o área geográfica.
Metodología de Cálculo TVS= (No. exámenes médico legales por presunto delito sexual durante un período dado / Total de la población durante el mismo período) x 100.000
Fuente del Numerador Instituto Nacional de Medicina y Ciencias Forenses. Forensis
Fuente del Denominador Estadísticas DANE- Proyecciones de Población
Unidad de medida No. de casos por VS /100.000 habitantes
Línea de base (Valor/Año) 30.09 (1998)
Responsable del cálculo Así Vamos en Salud
Nivel de desagregación

*Nacional

*Departamental (2005 a 2018)

Serie disponible 1998 a 2018
Periodicidad Anual

Análisis

¿Qué dicen estos datos?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia sexual como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”. 

Por otro lado, puede haber violencia sexual cuando la persona no pueda dar su consentimiento, un ejemplo de ello podrá ser cuando está ebria, bajos efectos de estupefacientes, dormida, inconsciente o mentalmente incapacitada.

Un limitado conjunto de evidencias indica que la violencia sexual es frecuente en todas partes del mundo, incluso en la región de Latinoamérica y el Caribe. A nivel mundial los estudios realizados indican que entre el 7% y el 36% de las mujeres informan haber sufrido algún tipo de abuso sexual en la infancia, y entre el 6% y el 59% de las mujeres relatan haber sufrido agresión sexual por una pareja intima después después de los 15 años de edad (Secretario General de la ONU, 2006).

Los datos indican que las victimas masculinas y femeninas de violencia sexual pueden sufrir consecuencias conductuales, sociales y de salud mental. Además, la violencia sexual ha sido asociada con una gran cantidad de problemas de salud sexual y reproductiva, como las infecciones de transmisión sexual (ITS) incluido el VIH y el SIDA, embarazos no planeados, pérdidas de embarazo, disfunción sexual y problemas ginecológicos.

Para el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses la violencia sexual tiene diferentes expresiones que pueden ir desde el acoso verbal, la manipulación de genitales u otras partes del cuerpo y la penetración. A nivel mundial, se ha reconocido que esta violencia es una problemática de salud pública, que vulnera los derechos humanos, sexuales y reproductivos, que va en contra de la dignidad humana, la igualdad, autonomía, la libertad, la seguridad, la vida, la integridad física y psicológica, la libre expresión y libertad de circulación y el libre desarrollo de la personalidad, entre otros. Los grupos más vulnerables por sus condiciones de edad, posición en la familia y en la sociedad son los niños, niñas, adolescentes y las mujeres. 

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, durante 2017 reportó una tasa de 48,28 exámenes médico legales por presunto delito sexual por cada 100.000 habitantes, correspondiente a 23.798 casos, con un aumento de 2.399 casos por encima de los registrados en el año 2016.

A nivel departamental, los cinco departamentos con mayores tasas fueron: Amazonas (134,71), Casanare (112,20) y Meta (93,37), Guainía (86,50) y Quindío (83,43) superando el promedio nacional (48,28). Las cinco ciudades capitales con mayor número de casos fueron: Bogotá, D.C. (4.147), Medellín (1.371), Cali (1.120), Barranquilla (674) y Villavicencio (571). 

Teniendo en cuenta estas cifras evidencian que la violencia sexual en Colombia sigue siendo un problema de salud pública, de la cual se tiene conocimiento los casos denunciados, o de los exámenes medico legales realizados, lo cual indica que la información no es precisa ya que está restringida a contextos institucionales relacionados con la justicia, lo que permite inferir que hay un verdadero problema de salud colectiva que aun no se ha logrado caracterizar en toda su dimensión.

Referencias

1. Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Forensis Datos para la vida. Colombia; 2017.
2.Organización Mundial de la Salud y Organización Panamericana de la Salud. Comprender y abordar la violencia contra las mujeres; 2013.

Mapa