Seguimiento: fase de mitigación 26 de mayo 2020

Seguimiento: fase de mitigación

El Gobierno nacional ha confirmado que Colombia se encuentra en una segunda etapa de la pandemia por COVID-19. Dentro de esta nueva fase el objetivo es buscar una apertura gradual de los diferentes sectores socioeconómicos del país. Para lograr este propósito, la Presidencia de la República junto con su equipo ministerial ha decidido monitorear los siguientes indicadores, esto con el fin de definir sus acciones a corto y largo plazo.

*El valor calculado es sobre el 50% de la capacidad en UCI, de acuerdo a los lineamientos de MSPS.
**Dato alocución presidencial. 

El número Reproductivo Básico (Ro): este indicador es la tasa a la cual crece la transmisión de los casos.
El indicador de morbilidad: se muestran los casos nuevos de cada día.
Porcentaje de fatalidad de casos reportados: es la relación porcentual de personas que han fallecido a causa del COVID-19 con el total de casos que se han reportado como positivos.
Días de duplicación: muestra cada cuántos días se está duplicando el número de casos de contagio.
Positividad: se entiende como el porcentaje de muestras positivas dentro del total demuestras de COVID-19 que se están tomando y las que se han procesado.
Porcentaje de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI): es el porcentaje del total de camas de unidades de cuidado intensivo que se están utilizando en pacientes covid-19.
Movilidad: es el porcentaje de ocupación en los servicios de transporte masivo en las 5 ciudades más grandes.
Transacciones físicas: es un indicador combinado entre las transacciones hechas en cajeros automáticos y las transacciones en cajeros de supermercados en un territorio determinado. 

*Fases de la pandemia: 1-Preparación. 2-Contención. 3-Mitigación. 4-Post-pandemia.

Actualización: 26 de mayo del 2020, 08:20, Bogotá.

Análisis semanal del 12-19 de mayo

Situación de Colombia dentro de la pandemia por COVID-19

Actualización: 19 de mayo de 2020

CONTEXTO

Los coronavirus son un grupo de agentes infecciosos microscópicos acelulares que generan enfermedades respiratorias, las cuales van desde una leve gripa hasta un síndrome respiratorio grave (1). Hasta hace poco se conocían 2 cepas importantes: el SARS-CoV (Severe Acute Respiratory Syndrome) distinguido como el síndrome respiratorio agudo severo, notificado por primera vez en Asia en el 2003 (2) y el MERS-CoV, también denominado como el síndrome respiratorio del oriente medio, identificado en Arabia Saudita en el 2012; ambos transmitidos por animales y de persona a persona. Dentro de los animales transmisores se encuentran el gato de civeta y los camellos, ambos originarios de países orientales (3).  

El 16 de enero del 2020, la OMS emitió una alerta epidemiológica por la aparición de una nueva cepa de esta familia de virus, la cual se denominó “nuevo coronavirus” (nCoV). Esto ocurrió después de que la oficina de la OMS de China recibiera el reporte de 44 casos de neumonía por etiología desconocida, presentados entre el 31 de diciembre del 2019 y el 3 de enero el 2020, los cuales posteriormente fueron caracterizados como positivos para un nuevo tipo de coronavirus.

Para el 11 de marzo del 2020 la Dirección General de la Organización Mundial de la Salud, a cargo de su director Tedros Adhanom declaró una pandemia por la enfermedad de COVID-19. En esta alocución el Dr. Adhanom afirmó lo siguiente “[…] nunca habíamos visto una pandemia generada por un coronavirus. Esta es la primera pandemia causada por un coronavirus” (6).  Dentro de esta alocución también se pronunció frente a las acciones que deben tomar los países, sosteniendo que “los países se dedican a detectar, realizar pruebas, tratar, aislar y rastrear, y movilizar a su población en la respuesta, aquellos que tienen unos pocos casos pueden evitar que esos se conviertan en grupos de casos, y que den paso a la transmisión comunitaria” (6).

Colombia al igual que la mayoría de los países en el planeta, se ha visto afectada por el nuevo coronavirus. A partir de la llegada del SARS-CoV -2 se han tomado decisiones de política pública y sanitaria con el fin de controlar la pandemia causada por este agente infeccioso.

Con la firma del decreto 417 del 17 de marzo del 2020, el país declaró el Estado de Emergencia Sanitaria. Bajo este marco jurídico se han implementado acciones clave para mitigar el curso de la pandemia y, en gran medida, para aplanar la curva epidemiológica y de esta forma salvar el mayor número de vidas posible sin permitir el colapso del sistema de salud. Entre estas medidas no farmacéuticas se encuentran:

  • Campañas informativas al público y disposición de información acerca de medidas de prevención
  • Toma de temperatura y tamizaje en salud en terminales aéreos y marítimos
  • Recomendación y cancelación de eventos públicos
  • Aislamiento obligatorio de ingreso de viajeros de países con alto número de contagio
  • Cierre de jardines, colegios y universidades
  • Aislamiento obligatorio de adultos mayores
  • Restricción de viajes domésticos e internacionales no esenciales
  • Cierre de negocios no esenciales
  • Cuarentena masiva obligatoria
  • Cierre de fronteras marítimas y terrestres

Además de este paquete de políticas sanitarias, y ante el posible impacto de estas, el Gobierno nacional se ha concentrado en implementar estrategias de control en todos los sectores socioeconómicos, con el propósito de contrarrestar los daños causados por la pandemia. En este orden de ideas, el poder ejecutivo, junto con su equipo ministerial y los sectores económicos, ha buscado estrategias para la apertura gradual y estratificada de mercados y servicios.

Dada la importancia del carácter técnico y científico de estos procesos, el Gobierno ha propuesto nueve indicadores de seguimiento y control, los cuales son (7):

  1. El número Reproductivo Básico (Ro): este indicador es la tasa a la cual crece la transmisión de los casos.
  2. El indicador de morbilidad: se muestran los casos nuevos de cada día y el número de casos acumulados.
  3. Letalidad: es el porcentaje de personas que han fallecido a causa del COVID-19 y el total de casos que se han identificado como positivos.
  4. Mortalidad general: se calcula el número de personas que están muriendo a nivel nacional por diferentes causas.
  5. Días de duplicación: muestra cada cuántos días se está duplicando el número de casos de contagio.
  6. Positividad: se entiende como el porcentaje de muestras positivas dentro del total de muestras de COVID-19 que se están tomando y las que se han procesado.
  7. Número de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI): es el porcentaje del total de camas de unidades cuidado intensivo que se están utilizando.
  8. Movilidad: es el porcentaje de ocupación en los servicios de transporte masivo en las 5 ciudades más grandes.
  9. Transacciones físicas: es un indicador combinado entre las transacciones hechas en cajeros automáticos y las transacciones en cajeros de supermercados en un territorio determinado. Este indicador muestra el movimiento de la población y la densidad.

Con atención a estos nueve lineamientos, Así Vamos en Salud encuentra que la situación de la pandemia por COVID-19 en Colombia se está comportando de la siguiente forma.

NÚMERO REPRODUCTIVO BÁSICO (Ro)

El número Reproductivo Básico (Ro), tan nombrado después de la declaración de pandemia hecha por la Organización Mundial de la Salud, hace referencia a un valor que representa el número de contagios derivados de un caso positivo durante su período infeccioso específico (4). Con este número se puede tener conocimiento de la fase en que se encuentra la pandemia y tomar las medidas del caso.  Este indicador al ser analizado en conjunto con otros datos, como el tiempo de generación de la enfermedad y la proporción de transmisibilidad, ayuda a estimar el impacto de las medidas establecidas en el territorio (5).

El MSPS en la alocución del jefe de cartera (Fernando Ruíz) realizada el 5 de mayo reportó un Ro promedio nacional de 1.33; lo que determina que, para esta última fecha, una persona puede contagiar a 1.33 personas (7). En cuanto a los valores de algunas ciudades, el jefe de cartera manifestó que Bogotá pasó de un Ro promedio inicial de 2.24 a 1.13; Medellín ha evolucionado de un Ro promedio de 1.37 a 0.84. Por último, Cali pasó de un Ro promedio de 1.83 a un valor de 1.21. 

Según el artículo Estimating the number of infections and the impact of non- pharmaceutical interventions on COVID-19 in 11 European countries (2020) de Flaxman et al., sostiene que tener un Ro > 1 implica que la infección, en este caso el COVID-19, se propaga de manera amplia dentro de una población determinada (11). Lo anterior, muestra que Colombia todavía debe trabajar para disminuir el número básico de reproducción de este virus. El artículo de Flaxman et al. también evidencia que la implementación de medidas no farmacéuticas es determinante en la caída de Ro, asunto que, en el caso del COVID-19, sólo se puede medir dos semanas después de la implementación de éstas debido al ciclo evolutivo de la enfermedad (11).

MORBILIDAD

La morbilidad por COVID-19 continúa con un crecimiento progresivo a nivel mundial, encontrando que en la última semana se elevó la cifra en 618.564 casos, donde las Américas es el continente que mayor cantidad aportó.  La situación para Colombia, aunque es creciente, no se presenta de forma tan acelerada como se está mostrando en otros países de la región. Durante la última semana han aumentado cerca de 5.000 casos en el territorio nacional, mientras que en Brasil incrementó más de 75.000, en Perú más de 20.000 y Chile con cerca de 15.000 casos también tuvo un fuerte ascenso de las cifras (6).

Para el lunes 18 de mayo, de acuerdo con las cifras reportadas por el Instituto Nacional de Salud (INS) se registraban 16.295 casos, de los cuales el 23.9% se ha recuperado satisfactoriamente, el 65.6% se encuentra en recuperación en casa, el 5.7% en tratamiento hospitalario y un 1% en Unidad de cuidado intensivo.  El grupo con mayor afectación, hasta el momento, es el conformado por los adultos (26 a 50 años), quienes reportan una mayor prevalencia de la enfermedad (49%), siendo casi la mitad de la población mórbida.

Al momento de georreferenciar el evento, se encuentra que continúa siendo Bogotá la que mayor cantidad de casos reporta por día, con un acumulado de 5.720 personas que han tenido COVID-19, lo que representa el 35% del total nacional, seguido por Atlántico con 11.2%, Valle del Cauca con 10.2% y Magdalena con 9.7%, aunque se presentan departamentos con aumentos súbitos de casos como Amazonas, que en los últimos 15 días reportó un poco más de 1.000 casos.

PORCENTAJE DE FATALIDAD DE CASOS REPORTADOS

El porcentaje de fatalidad global se encuentra alrededor del 7%, muy por encima del reportado por Colombia que registra un valor de 3.6 muertes por cada 100 personas contagiadas con el virus, el que a su vez se encuentra por debajo de otros países de la región que no muestran tan buen desempeño en el indicador, como Ecuador con un 8.2%, Brasil 6.6%, Argentina 4.6% y Bolivia 4.1%.

En Colombia, es Cesar quien maneja el porcentaje de fatalidad más alto, seguido de Norte de Santander, Chocó, Magdalena y la Guajira, dado que sus mortalidades sobrepasan la cota del 10% de los casos que se han confirmado en cada una de esas ciudades, mientras que en Bogotá el mismo indicador se encuentra en 3.1% y en Valle del Cauca 5.5%. 

MORTALIDAD GENERAL

Para este indicador se calcula el número de personas que están muriendo a nivel nacional por diferentes causas.

En cuanto a la tasa de mortalidad nacional por COVID-19, se encuentra en 1.16 defunciones por cada 100.000 habitantes por debajo de las tasas de mortalidad de otros países de la región como Ecuador y Brasil, que cuentan con unas tasas de 15.5 y 7.4 muertes por cada 100.000 habitantes respectivamente.

Si se realiza un comparativo del COVID-19 con la mortalidad general del año inmediatamente anterior, de acuerdo a la proyección de defunciones del DANE se encuentra que la mortalidad por COVID reportada hasta el momento, llega al 0.2% del total de defunciones proyectadas para el 2019, al 0.8% de las mortalidades del grupo del sistema circulatorio, que es el que mayor cantidad de muertes aporta al sistema de salud colombiano y al 1.2% del grupo de neoplasias, el segundo conjunto de enfermedades que más defunciones reporta en el país.

DIÁS DE DUPLICACIÓN

El tiempo que se está tardando en doblarse el número de infectados por COVID-19 en Colombia es de 15 días para el 18 de mayo, pero el promedio de la última semana se encuentra en 14 días, comportamiento que indica que la curva de la enfermedad se está aplanando y se demora un tiempo más prolongado en replicarse el virus a pesar de la apertura paulatina de algunos sectores, pero es necesario tener en cuenta que esta cifra es fluctuante, por lo que se considera necesario conservar todas las medidas instauradas por el gobierno para que este número no disminuya, hasta tanto se controle la pandemia.

POSITIVIDAD

El suministro de muestras ha sido uno de los retos más importantes del Gobierno nacional. Esta es una herramienta importante para la identificación oportuna de personas infectadas, lo que permite dar un manejo de forma adecuada y calcular un valor proxy de la verdadera propagación del virus.  Es importante entender que las pruebas más usadas para COVID-19 son de 2 tipos, la RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa), que permite establecer si una persona se encuentra infectada en el momento de la toma de la muestra y que se caracteriza por contar con una alta sensibilidad.  Por otro lado, se encuentran las pruebas serológicas o mal denominadas pruebas rápidas, que permiten determinar si la persona ha tenido contacto con el virus, pero cuentan con una menor sensibilidad, aunque su resultado es más rápido (20-30 min). Ambas pruebas deben ser procesadas en un laboratorio (15).

En el país se han tomado hasta la fecha 201.888 muestras de RT-PCR, lo que traduce 4 muestras por cada 1000 habitantes, descartándose un 1.4% de las mismas por incumplimiento de protocolos, siendo Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca los departamentos con mayor porcentaje de muestras tomadas, 29.7%, 13.1% y 10.1%, respectivamente.  Los demás departamentos mantienen una proporción menor al 5% del total de muestras tomadas, aunque ese número ha aumentado progresivamente a medida que ha transcurrido la enfermedad, en especial, en los departamentos de mayor necesidad, un ejemplo de ello es el Amazonas, departamento al que se ha tomado muestras al 4.9% de su población, cifra muy superior a la capital del país, donde se han tomado muestras al 0.7% de la población bogotana.  Es importante aclarar, que el porcentaje de positividad general de las pruebas se halla en promedio durante la última semana en 7.7%.

NÚMERO DE OCUPACIÓN DE UNIDADES DE CUIDADOS INTENSIVOS

Al analizar la disponibilidad de camas para adultos dispuestas para manejo de la pandemia, tanto en UCI, cuidado intermedio y hospitalización, se puede observar de acuerdo con los registros del REPS, que Colombia cuenta con 8.842 camas especializadas (UCI y cuidado intermedio) y 40.181 para manejo hospitalario, cifras muy sensibles al cambio de acuerdo con las camas que se habiliten como extensión, durante la pandemia. De acuerdo con los lineamientos del MSPS, al menos el 50% del total de camas de UCI deben estar dispuestas para pacientes Covid-19. Con relación a las cifras reportadas se tiene a la fecha una ocupación del 5,8% de las camas de UCI para pacientes Covid-19. 

Es importante observar que, del total de camas para el país, la capacidad instalada se halla concentrada en las grandes capitales. En el otro extremo, las entidades territoriales que están en desventaja por tener la menor cantidad de camas disponibles son: Vaupés, Guainía, Vichada, Guaviare, San Andrés y Providencia y Amazonas, lo que lleva a reflexionar en las estrategias que se deben llevar a cabo en las zonas más apartadas y con mayor ruralidad en el país.

Por otro lado, uno de los recursos más importantes con los que se cuenta para enfrentar la pandemia es el recurso humano, que como bien lo llaman los medios de comunicación, son la línea frontal contra el covid-19.  Desafortunadamente y debido a la escasez de insumos en algunas regiones del país, se presenta un gran número de trabajadores del sector salud infectados.  En promedio 11 personas del sector se infectan por día en la prestación del servicio; siendo los auxiliares de enfermería, los médicos y los profesionales en enfermería los que contabilizan las cifras más altas, sin restar importancia a los otros trabajadores del sector que, de igual forma, pero al parecer con menor riesgo de exposición, procuran brindar una atención de calidad a las personas que lo requieren.

MOVILIDAD

En cuanto a los indicadores de movilidad se encuentra que, en el IV trimestre del año 2019 las capitales principales del país tuvieron un promedio de 33.554 vehículos en servicio y aproximadamente 935.410.000 millones de pasajeros transportados (8). Se parte del supuesto que las medidas de distanciamiento han generado una disminución del uso de los transportes públicos masivos.

Datos de este indicador los reporta Transmetro, empresa que afirmó haber transportado cerca de 2.535.444 usuarios para el corte de 18 de mayo. Mientras tanto, Transmilenio reportó una demanda diaria, para el mismo corte, de 253.150 en las áreas troncal y zonal.

El último reporte presentado en la alocución presidencial del 5 de mayo, el jefe de la cartera de salud se acordó un límite de movilidad del 35% en uso y ocupación del transporte público; frente a esto las ciudades principales, no han superado dicho margen. Los porcentajes de movilidad son los siguientes: Bogotá 21%, Cartagena 25%, Bucaramanga 27%, Cali 25%, Medellín 22% y Pereira 24%. Es importante recalcar, que las instituciones deben mostrar este indicador con más rigurosidad y que sea se acceso público; esto con el fin de hacer mayor vigilancia y seguimiento al comportamiento de este referente.

TRANSACCIONES FÍSICAS

Las transacciones físicas hacen referencia al número de movimientos financieros hechos por un grupo de personas en un periodo determinado de tiempo. En este caso cumplen con el requisito de implicar movilidad de los individuos para realizar esta actividad; a partir de esto este indicador muestra el movimiento de las poblaciones y también parte de sus actividades económicas.

La SFC ha anunciado los siguientes reportes: para el 6 de abril la SFC indicó un total de 2.615.689 transacciones; mientras que para el 17 de abril las transacciones disminuyeron a un total de 1.842.752. El tercer reporte de la SFC (28 de abril) reportó un total de 1.802.021 transacciones, número que para el 2 de mayo cayó a 2.110.733. El 7 de mayo se reportaron 2.772.888, dato que mostró una caída para el corte del 11 de mayo, llegando a las 2.414.201 transacciones. Por último, en los reportes del 14 y el 18 de mayo indicaron 2.204.727 y 2.170.896 transacciones respectivamente.

Lo anterior muestra que del 4 al 28 de abril las transacciones cayeron notablemente, manteniendo una tendencia constante a la baja. A partir del 7 de mayo hasta el 14 del mismo, mostraron un aumento de casi el 37,38% del total de las transacciones hasta el corte del 18 de mayo. Cabe aclarar que los montos de las transacciones no siguen esta misma lógica (10), según la SFC el monto de todas de las transacciones llega casi a los 14 billones de pesos.

En este escenario de indicadores definidos por el Gobierno, Colombia se encamina a continuar la ruta que viene desarrollando de la reapertura de su economía, adicionando sectores y poblaciones a los que ya se encuentran autorizados para retornar al trabajo y realizar otras actividades permitidas. Se requiere un gran compromiso ciudadano y de los empresarios para que la reapertura continúe con prudencia y sin pausa, atendiendo los lineamientos del Gobierno Nacional, en especial los protocolos autorizados por el Ministerio de Salud, así como las directrices de las autoridades municipales.

El presente análisis se actualizará de manera periódica, con el fin de proveer la mejor información posible y considerar los cambios y decisiones que toma el país en este momento de emergencia mundial.

FUENTES DE INFORMACIÓN

La información de COVID-19 publicada por el Centro de Pensamiento Así Vamos en Salud, es  recopilada y procesada de acuerdo a los datos publicados por fuentes oficiales, en su gran mayoría del Instituto Nacional de Salud (INS), por lo tanto, cabe resaltar que se trata de datos sensibles, susceptibles a cambios improvistos de la fuente primaria, de acuerdo al comportamiento de cada uno de los casos y a la confirmación o descarte de los mismos por parte de los laboratorios de salud pública.  De igual forma se comportan los indicadores de capacidad instalada, tomado del repositorio de datos del REPS, dado que es fluctuante el número de camas que se asignan para expansión de los diferentes servicios, especialmente para los de UCI.

BIBLIOGRAFÍA

1. OMS. Coronavirus. [En línea] [Citado el: 22 de 01 de 2020.] https://www.who.int/health-topics/coronavirus.

2. CDC. Sindrome respiratorio agudo severo. Atlanta : s.n., 2004.

3. OPS / OMS. Alerta Epidemiológica: Nuevo coronavirus (nCoV). Washington, D.C. : OPS/OMS, 16 de enero de 2020.

4. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) Informe de situación - 96. Ginebra : s.n., 2020.

5. WHO. Novel Coronavirus (2019-nCoV) situation report - 1 _21 january 2020. Washington D.C. : s.n., 2020. Situation report.

6. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Alocución de apertura del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 11 de marzo de 2020.

7. DANE. Defunciones no fetales 2019 preliminar. [En línea] https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/salud/nacimiento....

8. PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. Con 9 indicadores, el Gobierno evaluará progresión del covid-19 en esta nueva etapa (2020). Recuperado de https://id.presidencia.gov.co/Paginas/prensa/2020/Con-9-indicadores-el-Gobierno-evaluara-progresion-del-covid-19-en-esta-nueva-etapa-200427.aspx

9. DANE. Encuesta de transporte urbano de pasajeros (ETUP) (2020).

10. TRANSMETRO MEDELLÍN. Comparativa semana a semana de usuarios movilizados por Transmetro s.a.s. durante el periodo aislamiento preventivo obligatorio por COVID-19 (2020).

11. SUPERINTENDENCIA FINANCIERA DE COLOMBIA. Informe sobre el sistema financiero durante la Cuarentena Obligatoria por la Vida. (2020). Recuperado de https://www.superfinanciera.gov.co/publicacion/10103899

12. IMPERIAL COLLEGE. Estimating the number of infections and the impact of non- pharmaceutical interventions on COVID-19 in 11 European countries (2020).

13.AMELA heras, Carmen y CORTES García, Marta y SIERRA Moros, Maria José. Bases epidemiológicas para la toma de decisiones sobre medidas de salud pública (no farmacológicas) durante la respuesta a la pandemia de gripe (H1N1) 2009. 5, Madrid : s.n., Septiembre - octubre de 2010, Rev Esp Salud Pública, Vol. 84, págs. 497-506.

14. INS. Modelación de la propagación de enfermedades infectocontagiosas: revisión de literatura. 2, Bogotá : s.n., 31 de Enero de 2014, IQEN , Vol. 19, pág. 14.

15. Enfermedades Transmisibles: casos confirmados de covid-19 en Bogotá D.C. SALUDATA. Bogotá : s.n., 2020.

16. OUR WORLD IN DATA. To understand the global pandemic, we need global testing – the Our World in Data COVID-19 Testing dataset. [En línea] 2020. https://ourworldindata.org/covid-testing.

 

 

Análisis semanal del 5-12 de mayo

SITUACIÓN DE COLOMBIA DENTRO DE LA PANDEMIA POR COVID-19

Actualización: 12 de mayo de 2020, 13:39.

CONTEXTO

Los coronavirus son un grupo de agentes infecciosos microscópicos acelulares que generan enfermedades respiratorias, las cuales van desde una leve gripa hasta un síndrome respiratorio grave (1). Hasta hace poco se conocían 2 cepas importantes: el SARS-CoV (Severe Acute Respiratory Syndrome) distinguido como el síndrome respiratorio agudo severo, notificado por primera vez en Asia en el 2003 (2) y el MERS-CoV, también denominado síndrome respiratorio del oriente medio, identificado en Arabia Saudita en el 2012; ambos transmitidos por animales y de persona a persona. Dentro de los animales transmisores se encuentran el gato de civeta y los camellos, ambos originarios de países orientales (3). 

El 16 de enero del 2020, la OMS emitió una alerta epidemiológica por la aparición de una nueva cepa de esta familia de virus, la cual se denominó “nuevo coronavirus” (nCoV). Esto ocurrió después de que la oficina de la OMS de China recibiera el reporte de 44 casos de neumonía por etiología desconocida, presentados entre el 31 de diciembre del 2019 y el 3 de enero el 2020, los cuales posteriormente fueron caracterizados como positivos para un nuevo tipo de coronavirus.

Para el 11 de marzo del 2020 la Dirección General de la Organización Mundial de la Salud, a cargo de su director Tedros Adhanom declaró una pandemia por la enfermedad de COVID-19. En esta alocución el Dr. Adhanom afirmó lo siguiente “[…] nunca habíamos visto una pandemia generada por un coronavirus. Esta es la primera pandemia causada por un coronavirus” (6).  Dentro de esta alocución también se pronunció frente a las acciones que deben tomar los países, sosteniendo que “los países se dedican a detectar, realizar pruebas, tratar, aislar y rastrear, y movilizan a su población en la respuesta, aquellos que tienen unos pocos casos pueden evitar que esos casos se conviertan en grupos de casos, y que esos den paso a la transmisión comunitaria” (6).

Colombia al igual que la mayoría de los países en el planeta, se ha visto afectada por el nuevo coronavirus. A partir de la llegada del SARS-CoV -2 se han tomado decisiones de política pública y sanitaria con el fin de controlar la pandemia causada por este agente infeccioso.

Con la firma del decreto 417 del 17 de marzo del 2020, el país declaró el Estado de Emergencia Sanitaria. Bajo este marco jurídico se han implementado acciones clave para mitigar el curso de la pandemia y, en gran medida, para aplanar la curva epidemiológica y de esta forma salvar el mayor número de vidas posible sin permitir el colapso del sistema de salud. Entre estas medidas no farmacéuticas se encuentran:

  • Campañas informativas al público y disposición de información acerca de medidas de prevención
  • Toma de temperatura y tamizaje en salud en terminales aéreos y marítimos
  • Recomendación y cancelación de eventos públicos
  • Aislamiento obligatorio de ingreso de viajeros de países con alto número de contagio
  • Cierre de jardines, colegios y universidades
  • Aislamiento obligatorio de adultos mayores
  • Restricción de viajes domésticos e internacionales no esenciales
  • Cierre de negocios no esenciales
  • Cuarentena masiva obligatoria
  • Cierre de fronteras marítimas y terrestres

Además de este paquete de políticas sanitarias, y ante el posible impacto de estas, el Gobierno nacional se ha concentrado en implementar estrategias de control en todos los sectores socioeconómicos, con el propósito de contrarrestar los daños causados por la pandemia. En este orden de ideas, el poder ejecutivo, junto con su equipo ministerial y los sectores económicos, ha buscado estrategias para la apertura gradual y estratificada de mercados y servicios.

Dada la importancia del carácter técnico y científico de estos procesos, el Gobierno ha propuesto nueve indicadores de seguimiento y control, los cuales son (7):

  1. El número Reproductivo Básico (Ro): este indicador es la tasa a la cual crece la transmisión de los casos.
  2. El indicador de morbilidad: se muestran los casos nuevos de cada día y el número de casos acumulados.
  3. Letalidad: es el porcentaje de personas que han fallecido a causa del COVID-19 y el total de casos que se han identificado como positivos.
  4. Mortalidad general: se calcula el número de personas que están muriendo a nivel nacional por diferentes causas.
  5. Días de duplicación: muestra cada cuántos días se está duplicando el número de casos de contagio.
  6. Positividad: se entiende como el porcentaje de muestras positivas dentro del total de muestras de COVID-19 que se están tomando y las que se han procesado.
  7. Número de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI): es el porcentaje del total de camas de unidades cuidado intensivo se están utilizando.
  8. Movilidad: es el porcentaje de ocupación en los servicios de transporte masivo en las 5 ciudades más grandes.
  9. Transacciones físicas: es un indicador combinado entre las transacciones hechas en cajeros automáticos y las transacciones en cajeros de supermercados en un territorio determinado. Este indicador muestra el movimiento de la población y la densidad.

Con atención a estos nueve lineamientos, Así Vamos en Salud encuentra que la situación de la pandemia por COVID-19 en Colombia se está comportando de la siguiente forma.

NÚMERO REPRODUCTIVO BÁSICO (Ro)

En primer lugar, el número Reproductivo Básico (Ro), tan nombrado después de la declaración de pandemia hecha por la Organización Mundial de la Salud, hace referencia a un valor que representa el número de contagios derivados de un caso positivo durante su período infeccioso específico (4). Con este número se puede tener conocimiento de la fase en que se encuentra la pandemia y tomar las medidas del caso.  Este indicador al ser analizado en conjunto con otros datos, como el tiempo de generación de la enfermedad y la proporción de transmisibilidad, ayuda a estimar el impacto de las medidas establecidas en el territorio (5).

El MSPS en la alocución del jefe de carteta (Fernando Ruíz) realizada el 5 de mayo reportó un Ro promedio nacional de 1.33; lo que determina que, para esta última fecha, una persona puede contagiar a 1.33 personas (7). En cuanto a los valores de algunas ciudades, el jefe de cartera manifestó que Bogotá pasó de un Ro promedio inicial de 2.24 a 1.13; Medellín ha evolucionado de un Ro promedio de 1.37 a 0.84. Por último, Cali pasó de un Ro promedio de 1.83 a un valor de 1.21. 

Según el artículo Estimating the number of infections and the impact of non- pharmaceutical interventions on COVID-19 in 11 European countries (2020) de Flaxman et al., sostiene que tener un Ro > 1 implica que la infección, en este caso el COVID-19, se propaga de manera amplia dentro de una población determinada (11). Lo anterior, muestra que Colombia todavía debe trabajar para disminuir el número básico de reproducción. El artículo de Flaxman et al. también evidencia que la implementación de medidas no farmacéuticas es determinante en la caída de Ro, asunto que, en el caso del COVID-19, sólo se puede medir dos semanas después de la implementación de éstas debido al ciclo evolutivo de la enfermedad (11).

MORBILIDAD

Los datos de enfermedad que se registran para el lunes 11 de mayo son 11.613 casos en todo el territorio nacional, de los cuales el 91,2% se encuentran pasando la recuperación en casa, siendo Bogotá la que continúa reportando el mayor porcentaje de morbilidad conteniendo el 37.1 % del total, seguido por Valle del Cauca con el 11.8%, Atlántico con 8.8% y Meta con el 8%

En Bogotá las localidades que más contagios registran por el virus son: Kennedy (19.7%), Suba (10.4%), Engativá (8.5%) y Bosa (8.3%), mientras que para Valle del Cauca la mayoría de los casos se encuentran concentrados en Cali (83.8%), seguido de Palmira y Jamundí, con porcentajes menores al 5%.  Al revisar los casos por día, se puede encontrar que en el país los picos más altos desde que se registró el primer caso se han presentado en los días 5, 8 y 10 de mayo, en los que se han notificado un aumento mayor de casos de 641, 595 y 568 por día, respectivamente. Es importante aclarar que, en promedio, durante la última semana el número de casos reportados se ha incrementado a una tasa diaria de 5.5%.

PORCENTAJE DE FATALIDAD DE CASOS REPORTADOS

Colombia en general, se mantiene en una cifra de fatalidad de 4.1 muertes por cada 100 infectados por COVID-19, cifra menor a la reportada por otros países de Sur América como Argentina (5%), Brasil (6.9%) y Ecuador (7.3%).

A la fecha se puede observar a Bogotá como la ciudad que mayor participación tiene en el indicador de mortalidad, con una cifra de 149 defunciones, seguido por Valle del Cauca con 80, y Bolívar con 50. Sin embargo, el virus ha presentado un mayor porcentaje de fatalidad de casos reportados en Cesar (15.3%), La Guajira (11.1%), seguida de Chocó (10.7%) y Norte de Santander (10.1%), dado que sus mortalidades sobrepasan la cota del 10% de los casos que se han confirmado en cada una de esas ciudades, mientras que en Bogotá el mismo porcentaje se encuentra en 3.5% y en Valle del Cauca es de 5%.  Lo anterior entendido como el número de personas que fallecen por cada 100 personas que tienen la enfermedad.

MORTALIDAD GENERAL

Para este indicador se calcula el número de personas que están muriendo a nivel nacional por diferentes causas. En cuanto a la tasa de mortalidad nacional por COVID-19, se encuentra en 0.94 defunciones por cada 100.000 habitantes por debajo de las tasas de mortalidad de otros países de la región como Ecuador y Brasil, que cuentan con unas tasas de 12.1 y 5.3 muertes por cada 100.000 habitantes respectivamente.

Si se realiza un comparativo del COVID-19 con la mortalidad general del año inmediatamente anterior, de acuerdo a la proyección de defunciones del DANE se encuentra que la mortalidad por COVID reportada hasta el momento, llega al 0.2% del total de defunciones proyectadas para el 2019, al 0.7% de las mortalidades del grupo del sistema circulatorio, que es el que mayor cantidad de muertes aporta al sistema de salud colombiano y al 1% del grupo de neoplasias, el segundo conjunto de enfermedades que más defunciones reporta en el país.

DIÁS DE DUPLICACIÓN

El tiempo que se está tardando en doblarse el número de infectados por COVID-19 en Colombia es de 13.9 días para el 11 de mayo, pero el promedio de la última semana se encuentra en 12.5 días, comportamiento que indica que la curva de la enfermedad se está aplanando y se demora un tiempo más prolongado en replicarse la enfermedad, pero que es fluctuante, por lo se considera necesario conservar todas las medidas instauradas por el gobierno para que este número no reduzca.

POSITIVIDAD

El suministro de muestras ha sido uno de los retos más importantes del Gobierno nacional. Esta es una herramienta importante para la identificación oportuna de personas infectadas, lo que permite dar un manejo de forma adecuada y calcular un valor proxy de la verdadera propagación del virus.  Es importante entender que las pruebas más usadas para COVID-19 son de 2 tipos, la RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa), que permite establecer si una persona se encuentra infectada en el momento de la toma de la muestra, cuenta con una alta sensibilidad.  Por otro lado, se encuentran las pruebas serológicas o mal denominadas pruebas rápidas, que permiten determinar si la persona ha tenido contacto con el virus; tiene menos sensibilidad, pero resultado es más rápido (20-30 min). Ambas pruebas deben ser procesada en un laboratorio (15).

En el país se han tomado hasta la fecha 158.933 muestras de RT-PCR, lo que traduce 3.1 muestras por cada 1000 habitantes, descartándose un 15% de las mismas por incumplimiento de protocolos, siendo Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca los departamentos que mayor porcentaje de muestras tomadas, con 31%, 13% y 10%, respectivamente.  Los demás departamentos mantienen una proporción menor al 5% del total de muestras tomadas. El porcentaje de positividad general de las pruebas se halla en promedio durante la última semana en 9%.

NÚMERO DE OCUPACIÓN DE UNIDADES DE CUIDADOS INTENSIVOS

Al analizar la disponibilidad de camas para adultos dispuestas para manejo de la pandemia, tanto en UCI, cuidado intermedio y hospitalización, se puede observar que Colombia cuenta con 8.888 camas especializadas (UCI y cuidado intermedio) y 40.333 para manejo hospitalario. De acuerdo con los lineamientos del MSPS, al menos el 50% del total de camas de UCI deben estar dispuestas para pacientes Covid-19. Con relación a las cifras reportadas se tiene a la fecha una ocupación del 4,2% de las camas de UCI para pacientes Covid-19. 

Es importante observar que, del total de camas para el país, la capacidad instalada se halla concentrada en las grandes capitales. En el otro extremo, las entidades territoriales que están en desventaja por tener la menor cantidad de camas disponibles son: Vaupés, Guainía, Vichada, Guaviare, San Andrés y Providencia y Amazonas, lo que lleva a reflexionar en las estrategias que se deben llevar a cabo en las zonas más apartadas y con mayor ruralidad en el país.

Por otro lado, uno de los recursos más importantes con los que se cuenta para enfrentar la pandemia es el recurso humano, que como bien lo llaman los medios de comunicación, son la línea frontal contra el covid-19.  Desafortunadamente y pese a la escasez de insumos en algunas regiones del país, se presenta un gran número de trabajadores del sector salud infectados.  En promedio 11 personas del sector se infectan por día en la prestación del servicio; siendo los auxiliares de enfermería, los médicos y los profesionales en enfermería los que contabilizan las cifras más altas, sin restar importancia a los otros trabajadores del sector que, de igual forma, pero al parecer con menor riesgo de exposición, procuran brindar una atención de calidad a las personas que lo requieren.

MOVILIDAD

En cuanto a los indicadores de movilidad se encuentra que, en el IV trimestre del año 2019 las capitales principales del país[1] tuvieron un promedio de 33.554 vehículos en servicio y aproximadamente 935.410.000 millones de pasajeros transportados (8). Se parte del supuesto que las medidas de distanciamiento han generado una disminución del uso de los transportes públicos masivos. Un ejemplo de esta hipótesis se evidencia en el transporte público de Medellín; para la semana del 23 al 29 de marzo del 2020, Transmetro reportó 164.73 usuarios transportados, mientras que para la semana del 30 de marzo al 5 de abril se presentaron 129.804 usuarios (el menor número de personas reportadas desde el 23 de marzo). En las semanas del 13 al 19 y del 20 al 16 de abril, se presentaron aumentos en el número de usuarios, llegando a los 165.747 y 171.306 pasajeros respectivamente. Por último, para la semana del 27 de abril al 3 de mayo se mostró una disminución, llegando a los 135.776 usuarios transportados (9).

El último reporte presentado en la alocución presidencial del 5 de mayo, el jefe de la cartera de salud se acordó un límite de movilidad del 35% en uso y ocupación del transporte público; frente a esto las ciudades principales, no han superado dicho margen. Los porcentajes de movilidad son los siguientes: Bogotá 21%, Cartagena 25%, Bucaramanga 27%, Cali 25%, Medellín 22% y Pereira 24%.

TRANSACCIONES FÍSICAS

Frente a las transacciones físicas, la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) reportó una disminución del número de transacciones en cajeros automáticos. Ahondando en este indicador, el reporte del 6 de abril de la SFC indicó un total de 1.608.503 transacciones; mientras que para el 17 de abril las transacciones disminuyeron a un total de 1.032.620. El tercer reporte de la SFC (28 de abril) reportó un total de 1.055.482 transacciones, número que para el 28 de abril cayó a 938.929. El 2 de mayo se reportaron 1.195.694, dato que mostró un aumento para el corte del 7 de mayo, llegando a las 1.714.654 transacciones.

Lo anterior evidencia una tendencia a la baja, casi constante, de este tipo de movimiento financiero; resultado que difiere en el corte de la segunda semana de mayo. Cabe aclarar que los montos de las transacciones no siguen esta misma lógica (10).

En este escenario de indicadores definidos por el Gobierno, Colombia se encamina a continuar la ruta que viene desarrollando de la reapertura de su economía, adicionando sectores y poblaciones a los que ya se encuentran autorizados para retornar al trabajo y realizar otras actividades permitidas. Se requiere un gran compromiso ciudadano y de los empresarios para que la reapertura continúe con prudencia y sin pausa, atendiendo los lineamientos del Gobierno Nacional, en especial los protocolos autorizados por el Ministerio de Salud, así como las directrices de las autoridades municipales. 

El presente análisis se actualizará de manera periódica, con el fin de proveer la mejor información posible y considerar los cambios y decisiones que toma el país en este momento de emergencia mundial.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. OMS. Coronavirus. [En línea] [Citado el: 22 de 01 de 2020.] https://www.who.int/health-topics/coronavirus.

2. CDC. Sindrome respiratorio agudo severo. Atlanta : s.n., 2004.

3. OPS / OMS. Alerta Epidemiológica: Nuevo coronavirus (nCoV). Washington, D.C. : OPS/OMS, 16 de enero de 2020.

4. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) Informe de situación - 96. Ginebra : s.n., 2020.

5. WHO. Novel Coronavirus (2019-nCoV) situation report - 1 _21 january 2020. Washington D.C. : s.n., 2020. Situation report.

6. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Alocución de apertura del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 11 de marzo de 2020.

7. DANE. Defunciones no fetales 2019 preliminar. [En línea] https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/salud/nacimiento....

8. PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. Con 9 indicadores, el Gobierno evaluará progresión del covid-19 en esta nueva etapa (2020). Recuperado de https://id.presidencia.gov.co/Paginas/prensa/2020/Con-9-indicadores-el-Gobierno-evaluara-progresion-del-covid-19-en-esta-nueva-etapa-200427.aspx

9. DANE. Encuesta de transporte urbano de pasajeros (ETUP) (2020).

10. TRANSMETRO MEDELLÍN. Comparativa semana a semana de usuarios movilizados por Transmetro s.a.s. durante el periodo aislamiento preventivo obligatorio por COVID-19 (2020).

11. SUPERINTENDENCIA FINANCIERA DE COLOMBIA. Informe sobre el sistema financiero durante la Cuarentena Obligatoria por la Vida. (2020). Recuperado de https://www.superfinanciera.gov.co/publicacion/10103899

12. IMPERIAL COLLEGE. Estimating the number of infections and the impact of non- pharmaceutical interventions on COVID-19 in 11 European countries (2020).

13.AMELA heras, Carmen y CORTES García, Marta y SIERRA Moros, Maria José. Bases epidemiológicas para la toma de decisiones sobre medidas de salud pública (no farmacológicas) durante la respuesta a la pandemia de gripe (H1N1) 2009. 5, Madrid : s.n., Septiembre - octubre de 2010, Rev Esp Salud Pública, Vol. 84, págs. 497-506.

14. INS. Modelación de la propagación de enfermedades infectocontagiosas: revisión de literatura. 2, Bogotá : s.n., 31 de Enero de 2014, IQEN , Vol. 19, pág. 14.

15. Enfermedades Transmisibles: casos confirmados de covid-19 en Bogotá D.C. SALUDATA. Bogotá : s.n., 2020.

16. OUR WORLD IN DATA. To understand the global pandemic, we need global testing – the Our World in Data COVID-19 Testing dataset. [En línea] 2020. https://ourworldindata.org/covid-testing.


[1] Las áreas metropolitanas y las capitales que se incluyen son:  Área Metropolitana de Barranquilla, Área Metropolitana de Bogotá, Área Metropolitana de Bucaramanga, Área Metropolitana de Cali, Área Metropolitana de Cúcuta, Área Metropolitana de Manizales, Área Metropolitana de Medellín, Área Metropolitana de Pereira, Armenia, Cartagena, Florencia, Ibagué, Montería, Neiva, Pasto, Popayán, Quibdó, Santa Marta, Sincelejo, Tunja, Valledupar, Villavicencio.