Junio 15 de 2018

Suicidio en Colombia

El estudio de Carga Global de Enfermedad realizado en el año 2016 en 195 países del mundo mostró que el suicidio está dentro de las 10 primeras causas de muerte que generaron más años de vida perdidos en el mundo. Los suicidios son las muertes que más han aumentado en el país y cabe resaltar que estos eventos son considerados curables, tratables y prevenibles.

¿Qué pasa con el suicidio en el mundo?

Según la OMS, cerca de 3.000 personas se suicidan cada día en el mundo (lo que equivale a una cada 30 segundos), y otras 60.000 intentan hacerlo pero no lo logran. Las tasas de suicidio han aumentado un 60% en los últimos 50 años y este incremento ha sido particularmente agudo en países en desarrollo, especialmente entre personas jóvenes: es la tercera causa de muerte entre los 15 y los 34 años a nivel mundial. La OMS considera que la depresión (una de las principales causas del suicidio), también representará la mayor causa de pérdida de años de vida saludables después del VIH/SIDA para el año 2030.

¿Cómo está Colombia en cifras de suicidio?

Desde el año 2009, el fenómeno del suicidio en Colombia ha presentado un comportamiento constante, sin embargo el suicidio es considerado como un problema prevenible de salud pública, según la OMS. El suicidio es la cuarta forma de violencia en nuestro país con una tasa de mortalidad para el año 2016 de 4,74 por cada 100.000 habitantes. En nuestro país por cada mujer se quitan la vida cinco hombres.

Para el 2017 los suicidios se incrementaron un 11,30% respecto al 2016. En la última década (2005-2014) el sistema médico legal colombiano presentó 18336 registros por suicidio, es decir 1833 casos promedio por año. Putumayo es el departamento con mayor incidencia con una tasa de 9.73 muertes por cada 100.000 habitantes, seguido de Arauca, Quindío, Guainía, Caldas, Huila y Risaralda.

¿Cómo se puede tratar?

El suicidio requiere de la intervención integral para su prevención primaria y no solamente se trata desde el abordaje en salud mental, sino en el marco de acciones en educación, protección, justicia social, oportunidad laboral, recreación organizada, y todas las demás actividades en los ámbitos que propendan por el mejoramiento de las condiciones de vida y promuevan estilos saludables entre la población desde las más tempranas etapas de la vida.

El reconocimiento temprano de desajustes emocionales y la prestación de ayuda psicológica a cargo de personal especializado pueden mitigar los efectos de los problemas mentales. Se pueden formar a trabajadores de atención primaria en salud para que utilicen entrevistas estructuradas con las que logren detectar los problemas en una primera fase y así poder ofrecer tratamiento y asistencia oportuna.

Los programas psicopedagógicos en las escuelas, el asesoramiento de apoyo, terapias cognoscitivas y del comportamiento con participación de la familia, son sistemas eficaces a la hora de mejorar la salud mental en adolescentes como forma de prevenir desenlaces fatales como el suicidio.

Fuentes:

  • Organización Panamericana de la Salud.
  • Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Forensis
  • Organización Mundial de la Salud. http://www.who.int