Abril 27 de 2018

Situación nutricional en la ruralidad

Según la Encuesta Nacional de Demografía en Salud, Colombia en 2015 presentó altas prevalencias de desnutrición aguda y de desnutrición crónica, así como de anemia en mujeres gestantes y en edad fértil. Además, llama la atención las cifras reveladas en materia de obesidad y sobrepeso.

¿Por qué hablar de nutrición en la ruralidad?

Estas condiciones nutricionales tienen mayor presencia en las zonas rurales del país, afectando especialmente a los estratos socioeconómicos bajos, a los niños, niñas, adolescentes y adultos mayores, y a las comunidades indígenas y afro del país.

Frente a esta situación, el Observatorio Así Vamos en Salud lideró una mesa de trabajo sobre la nutrición en la ruralidad y construyó propuestas junto a un grupo de expertos, que fueron presentadas a las candidaturas presidenciales, con el fin de mejorar las condiciones nutricionales de la población en general, pero de forma particular en la ruralidad.

¿Qué actividades se pueden adelantar?

  • Colombia debe incluir dentro de la agenda pública la atención nutricional de los adolescentes con un enfoque de género.
  • Implementar estrategias para disminuir el consumo de alimentos procesados en los adolescentes.
  • Trabajar por la materialización de las políticas públicas a través de los entes territoriales.
  • Activar los recursos del Plan de Intervenciones Colectivas (PIC) para levantar información que caracterice la situación nutricional de las familias.
  • Promocionar hábitos de alimentación saludables, la prevención del sedentarismo y otras conductas de riesgo.
  • Fomentar el programa de atención preconcepcional en el caso de mujeres adolescentes o adultas jóvenes.
  • Reconocer la desnutrición crónica como un problema de salud pública a nivel nacional.
  • Implementar adecuadamente la política de seguridad alimentaria del país mejorando el acceso y disponibilidad de alimentos en los hogares campesinos, y optimizar las formas de producción de alimentos basados en la agroecología.
  • Desarrollar estrategias para la generación de empleo digno en las zonas rurales.
  • En el área rural es indispensable fortalecer el acceso al saneamiento básico, dándole prioridad al acceso de la población al agua segura.
  • El país debe adoptar como meta erradicar la desnutrición crónica en menores de 5 años en el año 2030.
  • El país y sus territorios deben contar con un esquema de incentivos para mejorar la capacidad del talento humano experto en nutrición en las localidades.
  • Fortalecer de salas de lactancia materna en el ámbito laboral.
  • La lactancia en la zona rural se debe enfocar en un proceso de educación que permita a las mujeres comprender que la leche materna si suple las necesidades nutricionales para romper mitos asociados a la misma.
  • Fortalecer los programas de consejería en lactancia en las instituciones de salud.
  • Tener en cuenta la importancia del rol de la pareja en la práctica de la lactancia materna, así como de otras redes de apoyo.