Compartir


Gráfica - Mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino

La Tasa de Mortalidad por Cáncer de Útero es el número total de defunciones estimadas por tumores malignos del útero en una población femenina dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.

.

Tabla Gráfica - Mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino

Mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino
Mortalidad por Cáncer de Útero
199810.33
199910.56
200010.54
200110.31
200210.53
200310.4
20049.86
20059.79
20069.2
20079.16
20089.42
20099.16
20109.14
20118.42
2012p7.65

Ficha Técnica - Mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino

 Mortalidad por Cáncer de Útero
Definición La Tasa de Mortalidad por Cáncer de Útero(MCaCu) es el número total de defunciones estimadas por tumores malignos del útero en una población femenina dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes.
 Metodología de Cálculo MCaCu=(No.total de defunciones estimadas por tumores malignos del útero en una población / No. total de población ) x  100.000
Fuente del Numerador  Estadísticas vitales DANE-Cuadro de defunciones por grupo de edad y sexo.
 Fuente del Denominador Proyecciones de Población DANE- Cuadro de población por grupo de edad.
Unidad de medida  No. de muertes por 100.000 mujeres.
Línea de base (Valor/Año) 10,33(1998)
 Responsable del cálculo Así Vamos en Salud
Nivel de desagregación

*Nacional 

*Departamental (2008-2011)

 Serie disponible 1998 a 2012 (Preliminar)
 Periodicidad Anual

 

Ministerio de Salud y Protección Social-Sistema de Información para la Calidad

 

Análisis - Mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino

Que dicen estos datos

Según la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC por su sigla en inglés) el cáncer de cuello uterino es el tercer cáncer más frecuente en mujeres, con un total de 530.000 nuevos casos para el 2008. Más del 85% de la carga global ocurre en países en desarrollo donde da cuenta del 13% del total de casos de cáncer en mujeres. El cáncer de cuello uterino fue el responsable de 275.000 muertes en el 2008, el 88% de estas ocurrieron en países en desarrollo (53000 en África, 31700 en América Latina y el Caribe y 159800 en Asia) (1)

La tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino en Colombia es relativamente baja respecto a otros países de Latinoamérica. Por ejemplo, en 2008 mientras Colombia tenía una tasa de 10 muertes por 100.000 mujeres, países como Ecuador, Venezuela, Perú, Bolivia y Paraguay, presentaban tasas por encima de 13 muertes por 100.000 mujeres. (1)

Según datos de Así Vamos en Salud, en el año 2011 se presento una tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino de 8,42 muertes por 100.000 mujeres, por debajo del resultado presentado en el 2010, con una tendencia a la disminución. A nivel departamental se observa que las tasas más altas las presentan Amazonas, Tolima, Arauca, Quindío y Meta con tasas por encima de 11 muertes por 100.000 mujeres.

Según el Atlas de mortalidad por cáncer en Colombia, el patrón de riesgo de mortalidad presenta muchas áreas del territorio nacional con riesgos incrementados; particularmente las zonas aledañas a los ríos navegables, las áreas de frontera, el golfo de Urabá y la serranía del Baudó. Por otro lado, las regiones del centro de Antioquia, Boyacá, y Santander mostraron un menor riesgo de muerte por cáncer de cuello de útero en relación con el promedio nacional (2).

A diferencia de otros cánceres, el de cuello de útero cuenta con un agente causal (necesario más no suficiente) claramente identificado: el virus del papiloma humano (VPH). Es un virus de transmisión sexual y, en este sentido, la infección por VPH se ve favorecida por la promiscuidad sexual. Las poblaciones a lo largo de los ríos navegables han mostrado una mayor prevalencia de enfermedades de transmisión sexual. Además, los patrones que podrían explicar el patrón geográfico en la mortalidad se relacionan con la prestación de los servicios, tales como la distancia que aparta a la mayoría de municipios de Colombia de los grandes centros poblados, las diferencias en la calidad de los servicios de tamización y tratamiento y la fragmentación del sistema que dificulta su control. (2)

A nivel mundial, la implementación de programas de tamización (chequeo en mujeres asintomáticas) para cáncer de cuello uterino mediante la citología cervicouterina ha mostrado efectividad en la reducción de la mortalidad y la incidencia de cáncer de cuello uterino. Las recomendaciones del Instituto Nacional de Cancerología son la implementación de la citología cervicouterina en mujeres de 25 a 69 años, en el esquema 1-1-3, lo que quiere decir que las mujeres deben realizarse la citología anual por dos años consecutivos (1-1) y si estas dos citologías son negativas puede seguir en el esquema de cada tres años. En lugares o poblaciones que lo ameriten podrán implementarse pruebas como la estrategia de "ver y tratar" o la prueba de identificación del ADN-VPH. (3)

En el Sistema General de Seguridad Social en Salud en Colombia, todas las mujeres afiliadas al sistema entre 25 y 69 años de edad y las menores de 25 años con vida sexual activa tienen derecho a la citología sin costo. La cobertura poblacional que debería alcanzarse con la prueba de tamización para que el programa sea eficaz se estima en 80%. Se esperaría que el mayor porcentaje de mujeres se hiciera la citología cada tres años (3). De acuerdo con los resultados presentados por la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010, de las mujeres entre 18 y 69 años, el 99% conoce que es la citología cervicouterina y entre ellas el 90% se la ha practicado. La práctica de la citología se incrementa con la edad, con el nivel educativo, y con el índice de riqueza (3).

Por otra parte la adición de la vacuna contra el VPH en niñas de 10 a 14 años, al esquema de citología 1-1-3 resulta ser una estrategia costo efectiva de acuerdo con el grupo evaluador de la Comisión Reguladora en Salud (CRES), ya que las vacunas actuales contra el VPH son eficaces en la prevención de los genotipos oncogénicos del VPH de tipo específico. Los estudios han demostrado que la vacuna es eficaz en mujeres sin previa exposición al VPH, por lo tanto las potenciales usuarias de esta tecnología son las mujeres que no han iniciado vida sexual y que puedan cumplir calendario vacunal. En términos de inmunogenicidad y eficacia, la población que más se beneficiaría serían las mujeres de 10 a 14 años, por lo cual esta vacuna fue incorporada por el Ministerio de Salud y Protección Social dentro del Plan Ampliado de Inmunizaciones (PAI) en una primera fase en el 2012, dirigida a niñas escolarizadas en instituciones educativas tanto públicas como privadas que cursen cuarto grado de básica primaria y que en el momento de la vacunación tengan 9 años y más, como complemento a las estrategias para reducir la morbilidad y mortalidad por cáncer de cuello uterino. (4) (5)

Adicionalmente, para las personas sexualmente activas, se recomienda el uso de condones en todas las relaciones sexuales, lo que reduce la posibilidad de contraer el VPH, utilizándolo desde el comienzo hasta el final de cada relación sexual. Los condones también pueden disminuir el riesgo de contraer otras enfermedades relacionadas con el VPH, como las verrugas genitales y el cáncer de cuello uterino. Pero el VPH puede afectar las áreas que no están cubiertas por el condón, por lo que pueden no ofrecer una protección completa contra ese virus. Una persona puede reducir la probabilidad de contraer el VPH si permanece en una relación con una sola pareja, limita el número de parejas sexuales o escoge una pareja que no ha tenido parejas sexuales o ha tenido muy pocas. Sin embargo, hasta las personas que han tenido solo una pareja sexual en la vida pueden contraer el VPH. Puede que no sea posible determinar si está infectada actualmente una pareja que ha sido sexualmente activa en el pasado. Por esta razón, la única forma segura de prevenir el VPH es abstenerse de toda actividad sexual, o en caso de tener relaciones, utilizar siempre el condón como barrera de protección contra el VPH. (6)

Referencias Bibliográficas

  1. World Health Organization. International Agency for Research on Cancer-GLOBOCAN. [Online].; 2008 [cited 2012 septiembre 13. Available from: http://globocan.iarc.fr/factsheets/cancers/cervix.asp.
  2. Instituto Nacional de Cancerología-Instituto Geográfico Agustin Codazzi. Atlas de la mortalidad por cáncer en Colombia. ; 2010.
  3. Profamilia. Encuesta Nacional de Demografía y Salud. ; 2010.
  4. Comisión de Regulación en Salud-CRES. Informe de Evaluación de Tecnología en Salud-ETES-Vacuna contra el Virus de Papiloma Humano. ; 2011.
  5. Ministerio de Salud y Protección Social. Lineamientos técnicos y operativos para la vacunación contra el virus de papiloma humano. Primera fase. ; 2012.
  6. CDC. Centers for Disease Control and Prevention. [Online].; 2012 [cited 2012 septiembre 13. Available from: http://www.cdc.gov/std/spanish/stdfact-hpv-vaccine-young-women-s.htm.

Descargables - Mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino