Septiembre 29 de 2015

Salud bucal, un tema que no es de poca monta

Desde hace 50 años el país está haciendo seguimiento y monitoreo a las enfermedades de la boca y la garganta, esto ha permitido tener un panorama de los avances y retos.

El 3 de octubre es el Día del Odontólogo, una fecha que permite poner sobre la mesa los temas relacionados con la salud bucal (también llamada salud dental o salud bucodental) que, como bien señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la que se define como "la ausencia de dolor orofacial crónico, cáncer de boca o garganta, llagas bucales, defectos congénitos como labio leporino o paladar hendido, enfermedades periodontales (de las encías), caries dental y pérdida de dientes, y otras enfermedades y trastornos que afectan a la boca y la cavidad bucal".

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, las razones por las que las personas presentan enfermedades que afectan la salud bucal son múltiples y complejas, pues se debe a la interacción de diversos factores de riesgo que su vez se ven afectados por los diversos determinantes sociales de la salud:

•Riesgos específicos como cambios en el pH de la saliva por acumulación inadecuada de placa bacteriana, inadecuados hábitos de higiene, uso de elementos y sustancias nocivas, entre otras.
•Presencia de factores de riesgo que se comparten con otras enfermedades generales, como inadecuados hábitos alimenticios, consumo de tabaco, consumo excesivo de alcohol; también hay relación con fluctuaciones hormonales, uso de otras sustancias e incluso uso de medicamentos.
•Vulnerabilidad individual por presencia de enfermedades generales, como enfermedades congénitas, enfermedades crónicas (diabetes, cáncer, cardiacas), diversos síndromes (Trisomia XXI, Sjögren, y otros), VIH/Sida, entre otras.
•Determinantes sociales como la educación, la vinculación laboral, la pobreza, la distribución, capacidad y disponibilidad de servicios socio-sanitarios, el curso de vida, las condiciones y costumbres afectan las condiciones, modos y estilos de vida para que las personas puedan contar con el conocimiento y la disponibilidad de medios para realizar sus prácticas de consumo de alimentos, de elementos de higiene, y acceso a servicios de salud entre otros, para el cuidado de su salud bucal en todos sus espacios de vida.

Para determinar la situación de salud bucal en Colombia se han realizado tres encuestas poblacionales sobre esta materia y elaborado documentos técnicosdel Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS),adicionalmente se tiene la información delos Registros Individuales de Prestación de Serviciosde Salud (RIPS) e información de la vigilancia en salud pública. Así se puede señalar que hay noticias buenas y otras no tanto sobre el estado de la salud bucal de los habitantes de este país.

Entre las buenas están:

•Según la Encuesta Nacional en Salud Bucal (ENSAB) IV 2013-2014: La caries dental se redujo de 2.3 COP (cariados, obturados y perdidos) a 1.5 (COP) a los 12 años, que es la edad trazadora definida por la OMS.
•"La prevalencia de caries se redujo, es decir la cantidad de personas que padecen este evento. Se pasó de 57 por ciento en 1998 a 37 por ciento de la población de 12 años en 2014. Esa misma tendencia se observó en el rango de edad de 20 a 34 años que redujo la presencia de 74 por ciento a 53 por ciento, respectivamente. En adultos mayores, la caries también se redujo aunque en un margen menor, al pasar de 49 por ciento a 43 por ciento de afectados", según analiza el Boletín Epidemiológico Edición Especial-Medellín ciudad saludable 2015 de la Alcaldía de Medellín.
•Es más, el ENSAB IV muestra que la morbilidad oral ha bajado en los últimos 50 años. En 1965, cuando se hizo el primer estudio, la prevalencia de caries no tratada (morbilidad oral) era de 95 por ciento mientras que en 2014 era de 55 por ciento.

En cuanto a las noticias no tan buenas:

•En los niños de 5 años se encuentra a prevalencia de caries dental más alta para el grupo de 1 a 5 años con un 52.20 por ciento.
•En el grupo de 12 a 18 años, la mayor prevalencia de caries se encuentra en el grupo de 18 años (47.79 por ciento).
•En los adultos, la mayor prevalencia de caries se presenta en la población de 35 a 44 años (64.7 por ciento).
•La prevalencia de caries no tratada considerando además la caries cavitada es más alta en el grupo de 5 años (alrededor del 52 por ciento) y en los mayores de 35 a 44 años de edad (alrededor del 65%).
•La prevalencia de caries no tratada considerando además la caries incipiente se encuentra en los grupos de 15 y 18 años con poco más del 90 por ciento.
•Por región, la prevalencia de caries no tratada en dentición permanente es Atlántico con tasas del 68 por ciento, la más baja es la región central con una tasa del 49 por ciento.
•La enfermedad periodontal (encías) incrementó respecto al estudio anterior (1998), pasando de 50 a 73% de personas que presentan algún tipo de enfermedad o lesión periodontal.
•Entre el 80.18 por ciento y el 98.31 por ciento de los mayores de 35 años presentan enfermedad periodontal.
•El 15 por ciento de las personas de 15 años han perdido por lo menos un diente, tasa que va incrementando con los años: entre los 45 y 64 años llega al 95 por ciento y entre 65 y 79 años cerca del 98 por ciento. En este último rango de edad, la pérdida total de los dientes llega al 32.9 por ciento y entre 45 y 64 años al 7.43 por ciento. La meta que la OMS se trazó en 2000 para esta época era que el 50 por ciento de las personas de 65 años y más conservaban por lo menos 20 dientes, algo que no se está cumpliendo.
•Como señala el Informe Quincenal Epidemiológico Nacional (IQEN), publicación de la Dirección de Epidemiología y Demografíadel Ministerio de Salud y Protección Social y de la Dirección de Vigilancia y Análisis del Riesgo en Salud Pública del InstitutoNacional de Salud de marzo de 2014, titulada Lineamientos 2014 para la prevención, vigilancia y control en salud pública, las enfermedades bucodentales son un problema de salud de impacto mundial que causan dolor e incapacidad y que afectan en especial a las comunidades más vulnerables.

Las enfermedades más comunes

El IV Estudio Nacional De Salud Bucal ENSAB-IV 2013-2014 define las enfermedades más comunes como las siguientes:

Caries dental: enfermedad que afecta los tejidos dentales, resultado de la pérdida de minerales de la superficie dental. La primera manifestación visual es una opacidad o decoloración del esmalte dental que de no recibir medidas de control progresa hasta llegar a generar cavidades y efectos en otros tejidos dentales.

Enfermedad periodontal: hace referencia a las lesiones que se presentan en los tejidos que rodean y sostienen los dientes en su posición (desde inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías hasta lesiones en el hueso maxilar o de la mandíbula).

Edentulismo: es la pérdida total o parcial de los dientes naturales, que se vuelve un problema cuando es consecuencia de enfermedades como la caries, la enfermedad periodontal o los traumas, principalmente.

Fluorosis dental: es un tipo de lesión del esmalte dental, debida a la ingesta o al uso de flúor no controlado en un período prolongado de tiempo y en cantidad excesiva durante la etapa de formación dental.

Cómo cuidar la salud bucodental

Es posible reducir las enfermedades bucodentales si se previene y se atienden los factores de riesgo. La OMS hace las siguientes recomendaciones:

•Reducir la ingesta de azúcares y tener una alimentación bien equilibrada permiten prevenir la caries dental y la pérdida prematura de dientes.
•Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, periodontopatías y pérdida de dientes.
•Consumir frutas y verduras permite protegerse contra el cáncer de la cavidad bucal.
•Usar equipos eficaces de protección en la práctica de deportes y el uso de vehículos automóviles reduce las lesiones faciales.
•Tener buenos hábitos de higiene permite también tener una salud oral. Estos se consigue manteniendo una alta concentración de fluoruro en la cavidad bucal, lo cual se consigue mediante la fluoración del agua de bebida, la sal, la leche, los colutorios o la pasta dentífrica, o bien mediante la aplicación de fluoruros por profesionales.

La salud bucal en el SGSSS

Como lo señala la IVEncuesta Nacional en Salud Bucal, el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) incluye planes de beneficios que contemplan acciones para la educación y atención de eventos que afectan la salud bucal. Estos son:

•Procedimientos de protección específica:
–Res. 412 de 2000: sellantes, flúor en gel de aplicación profesional, higiene por profesional y detartraje (eliminación de la placa y el sarro de la superficie de un diente).
–Res. 5521 de 2013 además de lo anterior incluye barniz de flúor
•Acciones de educación individuales y colectivas (Res. 5521 de 2013 y Plan de Intervenciones Colectivas - PIC)
•Amplio número de procedimientos para la atención de las condiciones que afectan la salud bucal: cirugía maxilofacial, operatoria, endodoncia, odontopediatría, prótesis total (Res. 5521 de 2013).