Febrero 24 de 2014

Respuestas Candidato Edgar Espíndola

1. Usted puede llegar a representar el Estado, y es precisamente el Estado quien debe tener la capacidad para reflejar lo que es más prioritario e identificar qué es lo que genera más impacto en la salud de las personas. En ese orden de ideas, ¿usted por dónde comenzaría?

Lo primero que uno debe partir en hacer como Estado es un diagnóstico de la salud de los colombianos Cuáles son las causas que están originando el mayor número de enfermedades en la población colombiana. Y con base en esa tipificación, hacer un plan de choque que permita disminuir los factores de riesgo que están enfermando hoy a la población nuestra. Y generar todo este espacio de promoción y prevención a la salud con el propósito de disminuir, reitero el acabar las causas que están generando el mayor número de enfermedades entre los colombianos. Hay que empezar por un diagnóstico de toda la población colombiana.

2. ¿Qué estrategia tiene planeada para comprometer a las EPS a que asuman su objetivo misional "de gestionar los riesgos en salud" y que el aseguramiento no esté centrado en el manejo financiero?

Lo primero que hay que advertir es que hay que exigirle a las prestadoras de salud, el compromiso de atención frente a toda la población colombiana. Cuando yo contrato un servicio, exijo verificar que quien me va a atender el servicio lo haga bien. Y para eso tenemos que fortalecer las veedurías ciudadanas y tener mecanismos serios de control para que cuando las EPS que contratan la atención de la persona, no lo hagan, automáticamente descalificarlas y sacarlas del sistema. El gran problema en Colombia es que las EPS prestan un mal servicio a los colombianos y no pasa nada. La Superintendencia tangencialmente investiga, pero siguen vigentes. EPS que no cumpla con el propósito para el que se le contrató, debe ser liquidada y debe permitírsele a otra entidad que sí cumpla los estándares de eficiencia y calidad, que lo haga.

3. ¿Debe primar la autonomía médica (la libertad que tienen los médicos para recetar cualquier medicamento disponible en el país) por encima de las barreras administrativas encaminadas al control del costo para los agentes?

Frente a la autonomía médica. Yo sí creo que es importante que deba primar la autonomía médica, de decir, la autonomía que tienen los médicos para recetar cualquier medicamento disponible en el país, debe estar por encima, claro que sí, de las barreras administrativas encaminadas al control de costos para los agentes. Si un paciente requiere un medicamento diferente a los que normalmente trae la ley de salud, debe dársele porque debe primar el ciudadano antes que la normatividad. Debe primar la salud de los colombianos antes que una receta médica que ha fijado el Gobierno como parte del plan obligatorio de salud.

4. ¿Debe mantenerse la figura de la tutela en el sistema de salud?

Frente al tema de tutela en el tema de salud, claro que estoy de acuerdo. La tutela es una figura que defiende derechos fundamentales. Como la salud es un derecho fundamental, sería un gran retroceso quitarle a los colombianos este mecanismo que ha salvado muchas vidas. Porque muchas vidas se han salvado, muchos tratamientos se han logrado, muchos pacientes han sido atendidos porque lastimosamente los trámites paquidérmicos que tiene el Estado imposibilitan muchas veces que la atención a la salud se preste efectiva y oportunamente. Por eso, la acción de tutela hay que mantenerla. Hay que defender esta figura constitucional para que en materia de salud, los colombianos tengan también acceso a la misma inmediatamente cuando haya una animadversión a la salud en Colombia.

5. ¿Usted tiene propuestas concretas para el Congreso de la República que apunten a que la población pueda llegar a la vejez libre de enfermedad y discapacidad, más aún cuando el país tiene cada vez más problemas cardiovasculares y enfermedades crónicas no trasmisibles como el consumo de tabaco, una dieta malsana, la inactividad física y el abuso del alcohol?

Para garantizar de una u otra forma que la población llegue a la vejez libre de enfermedades y discapacidades. Como por ejemplo, que obligatoriamente todos los establecimientos educativos, el tema del ejercicio no solamente en los niños sino que todos los funcionarios del Estado mínimamente tengan que hacer una hora de ejercicio y un decreto para que todos los colombianos caminen por lo menos tres kilómetros al día o hagan alguna actividad deportiva para que mejoren su salud. Porque si no se hace voluntariamente, se pueda hacer por decreto la invitación para que los colombianos hagan ejercicio, reduzcan el sedentarismo y se mantengan activos para que el cuerpo de esa forma se mantenga vigente.

De igual forma, hay que mejorar los salarios de los médicos, de las enfermeras y del grupo que tienen que ver con los servicios de salud en Colombia. Un médico es muy mal pago. Hay que abrir las universidades para que muchos más estudiantes estudien medicina y se puedan especializar porque de esta manera lograríamos tener un médico por cada 50 ciudadanos en Colombia para que hagan prevención en la salud. Que el médico vaya a la casa de esos 50 pacientes que le asignaron para que les diagnostique, los remite, haga trabajo terapéutico con ellos de prevención y promoción de la salud a fin de evitar que la gente, cuando llegue a la clínica llegue ya porque está en un estado irreversible en materia de salud. Creo que la promoción y la prevención debe ser muy fuerte y en cada barrio vaya un médico a atender, así como atiende la Policía hoy el tema de la seguridad por cuadrantes.

6. ¿Está usted de acuerdo con la Ley Estatutaria que aprobó el Congreso? ¿Considera que con lo aprobado en esta ley se está garantizando el goce efectivo del derecho a la salud?

En la ley estatutaria de Salud que aprobó el Congreso no alcanza, por lo menos, en lo que lleva de discusión que es en Senado porque no ha llegado a Cámara todavía, no alcanza a suplir las necesidades que tiene hoy el pueblo colombiano, primero porque hay un problema y es que hay poquitas mesas para atender muchos comensales, como en un restaurante. Yo creo que un sistema tiene que abrir, más mesas, más sillas, para atender a más pacientes casi que simultáneamente y de esta forma ir llegando a los niveles de eficiencia y eficacia que los colombianos quieren hoy, Ósea la gente se queja de que no los atienden inmediatamente, de que las citas son a largo plazo, de que no hay especialistas, que no hay salas de cirugía. Pero, creo que hay que fortalecer la infraestructura para crear una oferta de servicios para atender, de esta forma un número mayor de colombianos.

Hoy, el sistema, aunque está modificando la norma, no está llegando a suplir las necesidades que han sido detectadas como debilidad en el sistema de salud. Hay que aumentar la oferta de instituciones educativas dotadas con elementos de diagnósticos para evitar el carrusel de la salud o el carrusel de la muerte como algunos lo llaman, por falta de infraestructura, por falta de material técnico o por falta de manos capaces y competentes para hacer.