Febrero 24 de 2014

Respuestas Candidata Diana Gutierrez de Piñeres

1 Usted puede llegar a representar el Estado, y es precisamente el Estado quien debe tener la capacidad para reflejar lo que es más prioritario e identificar qué es lo que genera más impacto en la salud de las personas. En ese orden de ideas, ¿usted por dónde comenzaría?

El Sistema de Salud Colombiano fue definido sobre unos principios que lo han desarrollado, prevaleciendo sobre ellos el de la eficiencia en la prestación de los servicios.

A pesar de estar revestidos todos estos principios de una gran importancia, al definirse los objetivos del sistema, estos fueron establecidos sobre la necesidad de garantizar las prestaciones económicas y de salud, la prestación de los servicios sociales complementarios y la ampliación de cobertura. Si observamos con detalle, los 3 objetivos se refieren al acceso al gasto en salud o mejor, al pago de las contingencias en salud, que ocasionaron sin premeditación, vale la pena aclararlo, una distancia entre lo que se buscaba con el principio de eficiencia inherente al aseguramiento público y lo que se implementó posteriormente.

La Ley 100 fue concebida para pagar el riesgo de manera individual, por esta razón la estimación del costo económico de los eventos individuales se cuantificó en una Unidad de Pago por Capitación (UPC)la cual debe cubrir los costos de los planes obligatorios de salud ofrecidos. Si sobre su naturaleza de pago de un riesgo individual se demandan acciones que no están claras o que desbordan su alcance, pertinencia y suficiencia, ocurren desequilibrios que afectan la prestación de servicios colectivos y a la postre llevan a que se debilite el desarrollo de estrategias de promoción y prevención, estas últimas fundamentales para darle equilibrio al gasto.

Ahora bien, no podemos decir que el compromiso con mantener a la población sana no existe en la ley 100, esta lo contempla, no obstante, tiene un protagonismo secundario en el sistema, lo que se refleja claramente en el porcentaje del presupuesto asignado, en la baja conciencia de los afiliados y beneficiarios sobre el mantenimiento de sus condiciones de salud, en la forma como están definidos los incentivos de los operadores del sistema (ganan dinero por curar a los pacientes y no por mantenerlos sanos) y en el foco hacia acciones puntuales que no incorporan la integralidad del enfoque preventivo.

En esta ruta de pago de gastos, ningún presupuesto alcanza debido a que la tensión económica del sistema va a ser cada vez mayor, tiene un alto costo, una alta demanda y una saturación enorme de la infraestructura clínica y hospitalaria que no solo es insuficiente sino que altera la percepción de los usuarios en relación a la cobertura, calidad y oportunidad en la atención, otorgando una falsa culpa al modelo del sistema público de aseguramiento.

Las consecuencias económicas que ha tenido la forma en que se ha ejecutado la ley nos ha llevado a tomar diferentes medidas para buscar pagar las deudas del sistema, no obstante aún faltan pasos por dar.

En este orden de ideas hay dos estrategias de urgente implementación:

1. Honrar las deudas del sistema: El Estado y el Sistema general de seguridad social deben honrar las deudas que estén en firme, con los hospitales, Clínicas y aseguradores y lograr que los recursos económicos fluyan ágilmente entre Fosyga, EPS, Hospitales y proveedores, para garantizar el ejercicio pleno del Derecho Fundamental a la Salud y paralelamente buscar la progresividad en la sustitución de fuentes de financiamiento del Sistema.

2. Volcar nuestros esfuerzos sobre un modelo basado en la Promoción de la Salud, la Prevención de la Enfermedad, complementario al sistema de aseguramiento con un importante énfasis en la salud comunitaria, el fortalecimiento del trabajo en redes hospitalarias y la implementación de acciones de Atención Primaria en Salud.Todos somos responsables de nuestra salud. Cuidarnos a nosotros mismos y a nuestra comunidad es la prioridad. Promover el ejercicio físico y los hábitos saludables incluyendo la alimentación será nuestra meta.

La primera línea nos lleva a desahogar la carga económica del sistema y, la segunda, nos lleva a re-encausar la ejecución del gasto en salud y a equilibrar las cargas, pues esta última tendrá como resultado que la población tenga que acceder menos al sistema hospitalario pues se mejoran sus condiciones integrales de salud.

2. ¿Qué estrategia tiene planeada para comprometer a las EPS a que asuman su objetivo misional "de gestionar los riesgos en salud" y que el aseguramiento no esté centrado en el manejo financiero?

El objetivo misional de las EPSs riñe de manera directa con los incentivos económicos que hoy tiene el sistema, para ser más claros, las EPS obtienen sus "utilidades" por curar y no por mantener sanos a sus usuarios o por gestionar los riesgos que enfrentamos los colombianos. Debemos alinear los incentivos misionales de las EPS con los objetivos económicos del sistema, esta es una fórmula ganadora, eficiente y económica.

Las EPS serán evaluadas, las que gestionen en el riesgo y tengan la suficiencia técnica y patrimonial se quedan. Las malas, ineficientes y que nieguen los servicios y los medicamentos se acaban.

Así mismo tenemos que implementar un sistema de información en salud robusto, unificado y dar cuenta del estado de salud de todos los colombianos, del manejo y control de los recursos, de los medicamentos, del estado de los pacientes, de las poblaciones, de los hospitales y Clínicas, y de otros actores críticos del sistema, en cualquier lugar y hora del territorio nacional para que sirvan de base para las necesarias decisiones informadas, ajustes y monitoreo que el sector y el País requiera.

3 ¿Debe primar la autonomía médica (la libertad que tienen los médicos para recetar cualquier medicamento disponible en el país) por encima de las barreras administrativas encaminadas al control del costo para los agentes?

La salud en Colombia es un Derecho Fundamental, el Centro Democrático Garantizará total respeto por la autonomía médica, de los odontólogos y demás profesionales de la salud.

Volvemos aquí al tema de los incentivos económicos, la propuesta del Centro Democrático es integral e implica una reacomodación de los incentivos, un profundo respeto por el paciente y por los profesionales de la salud y el compromiso por garantizar este Derecho Fundamental para todos los ciudadanos de Colombia.

Los sistemas de inspección vigilancia y control deben fortalecerse, los sistemas de evaluación de EPS y profesionales de la salud implementarse, las líneas de denuncia a la superintendencia abrirse a los usuarios y los sistemas de información dar cobertura nacional única que nos permita dar la trazabilidad requerida para el sistema empiece a funcionar como debe.

4. ¿Debe mantenerse la figura de la tutela en el sistema de salud?

Es importante llamar la atención en que la tutela es el mecanismo ideal para defender el derecho a la salud y el centro Democrático considera que esta debe protegerse y mantenerse.

Ahora bien, si se desvirtúa su naturaleza lo que genera es un desequilibrio en las cargas económicas del mismo, toda vez que el derecho está garantizado por la ley y la Tutela debe ser una medida excepcional a la que debe acudirse solo en caso de la negación del derecho.

Desafortunadamente las fallas del sistema de salud llevaron a los usuarios a convertirla tutela en el conducto regular para acceder a un derecho establecido por ley. Los estudios realizados por la Defensoría del Pueblo han reflejado que gran parte de los derechos tutelados nunca debieron surtir este trámite pues eran procedimientos actividades o medicamentos contenidos en el POS.

De igual forma, esta se convirtió en una salida alterna y efectiva de política pública y terminó siendo esta la dictó los lineamientos del sistema durante algunos años.

Las medidas que se tomen en este sentido deben facilitar el acceso oportuno y de eficiente y de calidad al sistema de salud por parte de cualquier colombiano que lo requiera, a partir de un plan de salud racional, actualizado y de servicios básicos para toda la población.

Mantener la segmentación entre regímenes es poco viable desde el punto de vista de la financiación y desde el punto de vista del derecho fundamental como derecho de ciudadanía. En la claridad de unos límites racionales del paquete de salud estará determinado el éxito y la sostenibilidad del sistema. Así, cada vez más la tutela irá adquiriendo el alcance de excepcional que le corresponde.

5. ¿Usted tiene propuestas concretas para el Congreso de la República que apunten a que la población pueda llegar a la vejez libre de enfermedad y discapacidad, más aún cuando el país tiene cada vez más problemas cardiovasculares y enfermedades crónicas no trasmisibles como el consumo de tabaco, una dieta malsana, la inactividad física y el abuso del alcohol?

La propuesta ya expresada del enfoque en Promoción y Prevención es la ruta para lograr una población sana a largo plazo, l enfoque comunitario tiene un alto énfasis en la corresponsabilidad de los usuarios en adquirir hábitos saludables. Es hora de hacer un compromiso entre todos, bajo el liderazgo del centro democrático para lograr el mejoramiento integral de las condiciones de salud de la población.

Los niños y niñas, las madres embarazadas, las personas en situación de discapacidad física-mental o sensorial, los habitantes de la calle, los ancianos y las personas en condiciones de pobreza, además de los grupos étnicos minoritarios entre otros, tendrán toda la protección y atención especial en todos los programas sociales y subsidios del Estado.

Adicionalmente hemos propuesto una prima o subsidio para la población en situación de discapacidad, para apoyar sus requerimientos económicos relacionados con su condición.

6. ¿Está usted de acuerdo con la Ley Estatutaria que aprobó el Congreso? ¿Considera que con lo aprobado en esta ley se está garantizando el goce efectivo del Derecho a la Salud?

El Centro Democrático reconoce la Salud como un Derecho Fundamental, esta declaratoria, que ya había sido expresada en diversas sentencias de la corte Constitucional, es un paso importante para el sistema, no obstante, volvemos a ser reiterativos, hay que darle equilibrio y sentido común al gasto del sistema, hay que tener cuidado comprometer de todo a todos, pues esto, técnica y económicamente es imposible y en esa ruta estaremos frente a otra ilusión rota, otra defraudación y al final una mentira a los usuarios.