Junio 25 de 2014

Ministro de Salud explica la importancia de la Ley Estatutaria

El 29 de mayo, el presidente de la Corte Constitucional, Luis Ernesto Vargas Silva, informó al país que era exequible el proyecto de Ley Estatutaria 209 de 2013 de Senado y 267 de 2013 de la Cámara, el cual busca regular el derecho fundamental a la salud. Aseguró que era un proyecto garantista que le apuesta a la progresividad de los derechos y fundamentalmente al derecho de la salud de los colombianos.

"En general, podríamos decir que el proyecto de Ley Estatutaria se ha encontrado, en términos globales, muy ajustado a la Constitución. 17 de sus 27 artículos han salido absolutamente indemnes del control de constitucionalidad, lo cual quiere decir que es uno de los proyectos de ley estatutaria que mejor se han encontrado conformes a la Constitución", señaló en rueda de prensa.

Es la primera ley estatutaria sobre un derecho social, que además fue solicitada por la Corte Constitucional. En la sentencia C-252 de abril de 2010, en la cual la Corte señaló que el decreto declaratorio de estado de emergencia de materia de salud, expedido por el gobierno de Uribe, era contrario a la Constitución Política, esta corporación pidió una ley estatutaria que atendiera las problemáticas en salud.

Así, por ejemplo, la ley resolverá el llamado 'paseo de la muerte', por cuanto las autorizaciones administrativas que se requieren en algún tratamiento de salud quedaron proscritas para los casos de servicio de urgencias.También garantizará que cada día los colombianos vayan accediendo a más medicamentos, tratamientos y procedimientos, y que continúen con la posibilidad de recurrir a la acción de tutela cuando lo consideren.La tutela no corre peligro con la Ley Estatutaria, como se había dicho.

Como lo reconoce el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, habrá que esperar a que se conozca la sentencia para tener certeza de su alcance, por ahora algunos aspectos son inciertos. A pesar de ello, el Ministro concedió una entrevista al programa Así Vamos en Salud en la cual explicó la importancia de la Ley Estatutaria. Al momento del encuentro solo se conocía el comunicado de prensa de la Corte Constitucional y las declaraciones del Presidente del alto tribunal en rueda de prensa.

Vale la pena señalar que Vargas Silva explicó que lo que escribe la Corte hace trámite a cosa juzgada. "Se convierte en inmutable, intocable, no puede ser siquiera demandado, de manera que este es un respaldo inequívoco de la Corte al proyecto de la ley estatutaria en materia de salud".

En cuanto a la reforma a la ley ordinaria, Gaviria aconsejó no realizar una gran reforma sino hacer los cambios que se requieran sobre aspectos específicos, y sugirió que en el Plan de Desarrollo 2014-2018 se incluya una reforma al Fosyga y la creación de un Fondo de Garantías.

Así Vamos en Salud (AVS): Ministro, ¿cuál es el alcance de la Ley Estatutaria?

Alejandro Gaviria (AG): La respuesta tiene dos partes: una sobre los temas prácticos y otra que vale la pena hacer sobre por qué conceptualmente es importante la Ley Estatutaria.

Este es el primer estatuto de los derechos sociales después de la Constitución de 1991. Colombia ha tenido leyes estatutarias para defender derechos fundamentales, pero este es el primero en un derecho económico, social y cultural. Lo segundo que se debe decir es que había dos formas de definir las reglas de juego del sector. Unas venían con las diferentes leyes que se han aprobado, decretos, y otras de la jurisprudencia de la Corte Constitucional. La Ley Estatutaria es de alguna manera una norma donde se encuentran las dos cosas. Entonces estamos juntando la jurisprudencia de la Corte con las diferentes leyes.

También es importante decir que todas las leyes tienen un valor literal y un valor simbólico, esta es una ley que tiene como origen una propuesta que hace la Gran Junta Médica al Gobierno y al legislativo, y podríamos decir, a la sociedad, y eso es importante. En un sector donde han existido muchos desacuerdos, creo que el que se haya logrado un acuerdo, se haya logrado una claridad sobre cuáles deben ser los objetivos y los principios que deben regir el desarrollo posterior del sistema, es importante. Yo concibo esta norma como eso, como una norma que nos va a permitir entender mejor, que de alguna manera refleja un acuerdo entre muchos entes del sector.

Sobre temas prácticos, un tema reiterado es la prohibición de las autorizaciones para servicios de urgencias, que es un tema que tiene consolidado los Estados Unidos y que no es incompatible con un sistema de participación del sector privado, como dijo el director de ANIF. El hecho de que la regulación de los precios de los medicamentos se convierta en política de Estado también es relevante, y tal vez el tema más importante tiene que ver con la forma cómo se van a ampliar y definir los beneficios. Nos vamos a mover necesariamente a un plan que es más implícito que explícito. Esto es que va a estar más definido por lo que no está que por lo que está. Eso va a mejorar el sistema.

Creo que el gran desafío del sistema que impone la ley estatutaria es cómo hacer compatible el derecho fundamental con el tema de sostenibilidad, con un plan de beneficios que va a ser necesariamente más amplio, pero que tiene que seguir siendo sostenible y compatible con el aseguramiento.

Otro tema práctico importante inmediato es la autonomía médica. Si nos tomamos en serio la Ley Estatutaria, en cuestión de años, ojalá no sean muchos, la industria farmacéutica nos va a tener que decir cuál es su relacionamiento con los médicos.

Finalmente, estamos tomando unas decisiones para las próximas semanas que también muestran que la Ley Estatutaria tiene implicaciones prácticas. Vamos a sacar un decreto que, de alguna manera, recoge todas las normas de afiliación y trata de hacer algunos cambios y de enmarcarlo todo en la salud como derecho. Por ejemplo, los jóvenes entre 18 y 25 años, absolutamente todos, no solo los que están en la universidad podrán ser beneficiarios de sus padres. Una persona cesante, una que pierde un empleo, que está en el régimen Contributivo no va a perder la protección financiera, no va a perder su afiliación a la EPS. Hoy en día la norma dice sobre las licencias de maternidad, que para tener acceso a ellas tiene que haber una contribución o cotización oportuna, y eso se ha prestado para que una persona que ha dejado de cotizar un mes le nieguen la licencia; ahora no, lo que estamos diciendo es que si cotizó 38 semanas tiene derecho a 38 de las cuarentavas partes de su licencia de maternidad.El decreto va a estar listo en un mes largo. Ya lo vamos a publicar para comentarios.

AVS: La Corte señala que la sostenibilidad fiscal no podrá ser obstáculo para garantizar el derecho de acceso a la salud de los colombianos. ¿Cómo lo logrará el Gobierno?

AG: En ese tema no hay ninguna sorpresa, lo que la Corte está haciendo es reiterando el artículo 337 de la Constitución, que dice que la protección individual de los derechos, aquella que se da vía tutela, no puede en esa protección individual subordinarse a los temas de sostenibilidad fiscal. Nosotros éramos conscientes de eso. El principio de sostenibilidad que estaba en la Ley Estatutaria tenía eso. Yo creo que la Corte Constitucional está simplemente reiterando un principio.

AVS: Pero ¿qué está pensando el Gobierno para lograr eso?

AG: Tenemos que hacer compatible el Plan, más implícito, definido más con base en exclusiones que en inclusiones en relación con el derecho fundamental. Tenemos dos años para definir el mecanismo. Habíamos dicho que el reto era la sostenibilidad, otro reto es que todas esas decisiones que se den en el marco de la Ley Estatutaria tienen que ser legítimas. La gente tiene que ver que son participativas, que utilicen la evidencia técnico científica, que son decisiones colectivas de alguna manera, que no salen de un capricho del Ministerio.

AVS: Para que la Ley Estatutaria sea realidad se requiere que sea promulgada por el Presidente, ¿cuándo va a suceder eso?¿Cuándo se espera que salga la sentencia?

AG: Esperamos que la sentencia esté en cuestión de un mes y que el Presidente logre sancionarla antes del 7 de agosto. Se espera que sea sancionada en este periodo presidencial. Aprovecharemos ese momento para reiterar la pedagogía. Todos los textos jurídicos se prestan a interpretación, creo que nosotros ahora tenemos que ver cómo el Gobierno lee la ley. Estamos preparando un documento, hay un foro que estamos preparando en el que vamos a participar el 14 de julio y creo que vamos a tener muchos más. Todo el mundo está preguntándose cuáles son las implicaciones de este nuevo marco; todos juntos tenemos que ir encontrando ese camino, adaptándonos a él. Desde el Ministerio hay una labor pedagógica importante por hacer.

Hay una frase que me gusta del filósofo político Jeremy Bentham que decía que muchas veces los gobiernos creen que la labor de una ley termina cuando se sanciona, ahí empieza. Tenemos que ir por todo el país a explicarle a la ciudadanía esto qué significa, contar que tenemos unos marcos. Tenemos una labor por hacer. Así Vamos en Salud debe jugar un papel importante cuando ya conozcamos la sentencia y se sancione.

AVS: ¿Después se van a necesitar otras normas o cuando el Presidente promulgue la Ley Estatutaria ya con eso queda?

AG:Estamos planteando el decreto de afiliación, uno de modelo especial para zonas dispersas, uno de habilitación de las EPS, una corrección a la circular 03 de metodología de precios de medicamentos y una última norma que es el decreto de biotecnológicos. Con esto acaba la labor normativa por un rato.

La reforma ordinaria

AVS: Ministro, al hundirse la reforma de la ley ordinaria, ¿qué pasa con los cambios que se esperaban hacer?

Había unos temas que estaban en la ordinaria y que desarrollaban algunos aspectos de la Ley Estatutaria. Esos temas, por ejemplo de cómo vamos a hacer el mecanismo para definir las exclusiones y cómo es el proceso de participación, ya no necesitan estar en un proyecto de ley ordinaria, pueden hacerse como reglamentación de la Ley Estatutaria, es una tarea para el próximo periodo presidencial.

Yo he cambiado también de opinión, y alejándonos ya un poquito de la Ley Estatutaria, en el sentido de lo que debe ser el proceso reformista en este sector,yo creo que plantear la gran reforma con mayúscula es una locura. Creo que nos debemos centrar más bien en el mejoramiento gradual, si se va a plantear una reforma legislativa tiene que ser una reforma puntual, casi que concentrada en un aspecto específico, una solución concreta para un problema. La economía política que se deriva de plantear una reforma con mayúscula es nociva para el sector. Genera incertidumbre, agudiza los intereses particulares, genera una discusión demasiado ideologizada, que en el fondo se vuelve una discusión insulsa porque es de extremos ideológicos. Esa es la reflexión que nos queda no solo al Ministerio, al Gobierno sino a todo el sector como experiencia de lo que pasó.

AVS: Entonces, no se pueden hacer grandes reformas.

AG: En un sector tan complejo como la salud las grandes reformas no tienen mucho sentido, por lo menos en esta coyuntura, yo no sé si más adelante las cosas irán cambiando. Yo concibo las reformas sociales que necesita el Congreso cuando uno necesita definir los grandes parámetros de un contrato social. Si usted va a cambiar la edad de pensiones, pues de pronto no tiene alternativa distinta que hacer la gran reforma, que es compleja porque son los parámetros de un contrato social;una reforma a los impuestos también tiene que pasar por el Congreso, pero cuando los aspectos que están en juego son aspectos regulatorios, eso no es un tema para el legislativo. Es un tema que se debe definir en otras instancias. Cuando usted lleva los aspectos regulatorios al legislativo los vuelve una discusión muy compleja porque en el fondo ponen al Gobierno como de árbitro redistributivo: a quién le quita y a quién le da y ese no es el papel que debe tener el Gobierno. Los temas regulatorios son temas técnicos, que se definen participativamente, pero creo que no deberían tener cabida en el espacio legislativo.

Cuando se enlistan los desafíos o retos para el próximo periodo presidencial se habla de la gran reforma, entonces yo quisiera decir con claridad, es mi opinión como Ministro de Salud, que sería equivocado y nocivo para el sector hacer la gran reforma. Creo que el sector está en un proceso en el que se necesita recuperar la confianza, tener certidumbre y certeza en las reglas del juego. Contar con una discusión más racional y sensata, y creo que volver a poner sobre la mesa la gran reforma podría descarrilar algunos de los procesos positivos de los últimos meses.

AVS: ¿En qué queda el organismo de control de las EPS?

AG:Tener más control sobre los recursos y la información es un tema que necesita el sector, o por lo menos necesita una reforma a fondo del Fosyga. Que tenga personalidad jurídica, que sedé mayor orden en las diferentes fuentes de financiación de todo el sistema, que tengamos un giro directo generalizado, es una reforma que puede hacerse. Como también la creación de un Fondo de Garantías, que nos permita tener más flexibilidad en el manejo de las crisis financieras en el futuro y más instrumentos para manejar lo que está ocurriendo, o sea los residuos de la crisis financiera en la salud. Esos dos elementos de la reforma que son puntuales deberían ser más bien parte del Plan de Desarrollo del próximo Gobierno.