Enero 15 de 2015

'La vacuna contra el dengue se convierte en una nueva herramienta de salud pública y una estrategia más de prevención'

  • La vacuna del dengue tiene un 60.8% de efectividad. Adicional a la vacuna, se requieren intervenciones innovadoras para dar un abordaje integral a la prevención del dengue como enfermedad y al controldel mosquito que la transmite.
  • El dengue es trasmitidopor el mosquito Aedes aegypti,el cual tiene gran importancia en la salud pública del mundo, debido a su rápida propagación a escala global.
  • Los virus del Dengue y elChikunguyason transmitidos por el mismo mosquito, (Aedes aegypti), presente aproximadamente en el 95% del territorio nacional que se encuentra por debajo de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Santander, Risaralda, Tolima, Quindío, Norte de Santander y Huila, por ello la importancia del trabajo en estrategias de prevención y control.

"Ninguna vacuna va a acabar con el dengue. Esta solución aparece como una estrategia más de prevención que se debe reforzar en campañas con la gente, donde desde la nación y los entes territoriales se fomente el trabajo transectorial y transdisciplinario, la participación social, la sostenibilidad social y ambiental, entre otros aspectos propios del enfoque Ecosalud", manifestó el Doctor Gabriel Carrasquilla Gutiérrez, investigador asociado de la Fundación Santa Fe de Bogotá, institución que cuenta con más de 10 años de experiencia en el manejo de las Enfermedades Transmitidas por Vectores, ETV, hoy uno de los tres centros de investigación colombianos sobre la vacuna contra el dengue, financiada por la casa farmacéutica Sanofi Pasteur.

Con el reciente anuncio que hizo la casa farmacéutica sobre el inicio de la comercialización de la vacuna contra el dengue en el 2015, se han generado expectativas respecto a la prevención de la enfermedad.

Los resultados de los estudios reflejaron una eficacia global del 60,8% sobre el contagio por cualquiera de los cuatro serotipos, así como una reducción del 95% sobre la posibilidad de contraer dengue grave y un 80,3% del riesgo de hospitalizaciones.En este momento la vacuna se convierte en una nueva opción complementaria para mejorar los resultados en términos de casos y muertes por esta enfermedad, en periodos de epidemia.

Según cifras otorgadas por la Organización Mundial de la Salud, en el mundo más de 2.500 millones de personas (40% de la población) se encuentra en riesgo de contraer dengue. Las regiones más afectadas por la enfermedad son las Américas, Asia Sudoriental y Pacífico Occidental, con más de 2,3 millones de casos reportados en el 2010, cifra que sigue en aumento, si se tiene en cuenta que solo en el 2013 ascendió a 2,35 millones de casos reportados únicamente en el continente americano, de los cuales 37.687 corresponden al "dengue grave", y se presentaron 1.318 muertes.

En América, Colombia ocupa el segundo lugar en casos de dengue, después de Brasil. Lo que ha representado que para el país, entre 1971 y el 2010 se hayan presentado 12 epidemias, y solo entre 1990 y el 2010 se acumularon más de un millón de casos de dengue, de los cuales el 7,4% correspondieron a dengue grave.

Actualmente, fenómenos como el cambio climático han ocasionado que el 90% de los habitantes del territorio nacional que viven por debajo de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, estén en riesgo de adquirir dengue y el recién llegado al país virus del Chikungunya, causado por el mismo vector, Aedes aegypti, responsable de más de 16.000 casos reportados en lo corrido del año.

El enfoque de ECOSALUD que la Fundación Santa Fe de Bogotá ha venido desarrollando, en alianza con instituciones latinoamericanas como el Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP) y el Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO) de la Universidad Central de Venezuela, es el que se recomienda como estrategia de salud pública para la prevención y el control del dengue (y el virus del Chikungunya debido a su brote actual) en Colombia. El modelo de trabajo que propone Ecosalud ofrece alternativas sobre el diseño e implementación de intervenciones en los contextos locales, promoviendo a su vez un diálogo fluido entre los diversos actores, desde la participación social y la transdisciplinariedad.

La Fundación Santa Fe de Bogotá, basándose en años de trabajo con las comunidades de territorios endémicos, resalta la importancia de continuar con el abordaje del dengue como un problema de salud pública, desde el fortalecimiento de la atención primaria en salud que abarque estrategias innovadoras e integrales de control desde la prevención en diferentes frentes como: el adecuado ordenamiento del medio ambiente, la resignificación de las creencias y las prácticas de la comunidad, el control de los criaderos, el manejo adecuado de los casos febriles, el acceso al diagnóstico yal tratamiento oportuno de los casos de dengue severo o grave, la adecuada gestión de los programas de ETV y el trabajo intersectorial para el abordaje de los determinantes sociales.