Octubre 2 de 2013

Ausencia de Senadores obstaculiza el debate a la reforma a la salud

Pesimismo e incertidumbre. Esos son los sentimientos que se están dando en el sector ante el proceso que cursa en el Congreso para reformar el sistema. El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, ha manifestado su preocupación por el nuevo aplazamiento en el debate del proyecto de reforma, que anoche fue aplazado por quinta vez en el Legislativo, donde solo ha pasado uno de los cuatro debates que requiere para convertirse en ley. A ello se agrega la lentitud y la poca efectividad a la hora de revisar los 37 impedimentos que han estado en la mesa de discusión.

Según manifestó el jefe de la cartera en medios de comunicación, "dentro de los temas de mayor controversia definitivamente está el tema de la integración vertical, seguido a su vez por la decisión de quién debe ser el responsable de organizar la red de prestadores, y si el principio de libre escogencia de los prestadores se garantizará a los usuarios".

De igual forma, han sido sensibles la regulación de precios de los medicamentos y la aplicación del conocimiento en materia de medicamentos, que son de suma importancia para el país y han estado enmarcados por intereses de las farmacéuticas.

En cuanto a los Entes Territoriales, se ha visto como un tema de altísima sensibilidad el relacionado con el nombramiento de los gerentes de los hospitales públicos, asunto que está generando mucha controversia e intereses cruzados.

Por ello, el Ministro ha hecho un llamado a que se pueda desarrollar el debate de la reforma a la salud. Pidió que los senadores revisen de manera responsable una por una las iniciativas, y en el proceso de votación aprueben o eliminen cada una de ellas. "Se busca definir una ley suficientemente discutida al interior del Congreso", ha dicho en medios, y que esté orientada en beneficio de los colombianos.